Culto
“Pity” Álvarez de Intoxicados confiesa crimen y se entrega a la justicia: “Lo maté, era él o yo”

“Pity” Álvarez de Intoxicados confiesa crimen y se entrega a la justicia: “Lo maté, era él o yo”

El también fundador de la banda Viejas Locas se entregó hoy a la justicia argentina, tras permanecer prófugo mientras es sindicado como el principal sospechoso del asesinato de un hombre en Villa Lugano.

Según informan medios argentinos, a la 1.20 de ayer un hombre identificado como Cristian Díaz y un testigo estaban sentados en un banco de las torres de monoblocks del barrio Samoré, en Villa Lugano. Tomaban fernet con gaseosa cola cuando vieron salir de uno de los edificios al músico “Pity” Álvarez.

“Mi amigo lo saluda a Pity y se levanta del banco para ir a su encuentro. Poco después comienza una discusión que termina cuando Álvarez le dispara a Cristian”, aseguró el testigo a fuentes judiciales trasandinas.

El amigo de la víctima sostuvo que no pudo saber por qué motivo comenzó la discusión ya que él estaba a unos cinco metros de distancia.

Según su testimonio, entendió que Díaz invitó a pelear al músico e intentó pegarle un cabezazo. “Fue en ese momento en que Pity sacó un arma y le disparó en la cara. Cuando Cristian estaba herido en el piso le disparó entre tres y cuatro tiros más”, agregó, según recogen distintos medios locales.

Siempre según la palabra del testigo clave, luego de disparar, “Pity” Álvarez y su acompañante se subieron a un auto y se fueron del barrio Samoré. Antes, se descartó del arma en una alcantarilla.



Nunca quise

El secretario de Seguridad bonaerense, Marcelo D’Alessandro, confirmó esta mañana que a Cristian Díaz, el hombre asesinado la madrugada del jueves presuntamente a manos del músico Cristian Gabriel “Pity” Álvarez Congiu, “no se le encontró ningún tipo de arma: ni de fuego, ni arma blanca, ni arma impropia”.

D’Alessandro reconstruyó la escena del crimen, según “las declaraciones de los testigos y las pruebas recabadas” por los peritos científicos y criminalísticos que trabajaron en el lugar.

“Después de pegarle tres disparos en el rostro y uno en el pecho, él [Álvarez] se sube al vehículo, hace un par de metros, para y descarta el arma”, dijo la autoridad.

D’Alessandro confirmó también que el cantante de la banda Viejas Locas “no tenía permiso de legítimo usuario y mucho menos de portación” y que el arma homicida “no estaba registrada”.

Alrededor de las 7 de la mañana de hoy, Álvarez se entregó a la policía argentina acompañado por su abogado, tras permanecer prófugo durante todo el día, acusado del asesinato de Díaz, de 36 años, en el barrio Cardenal Samoré, de Villa Lugano.

“Yo lo maté —confesó el cantante apenas llegó al lugar—. Era él o yo”.

Según señaló D’Alessandro, de acuerdo con las investigaciones policiales, después de deshacerse de la pistola calibre 7.65 que utilizó en el crimen, el músico manejó hasta un bar, pero “no de forma errática”, lo que probaría que “tenía sus facultades como para llegar por sus propios medios y todo indicaría que lo que estaba buscando es una coartada”.

Álvarez continuó su fuga hasta el hogar de su novia y luego se refugió en “las villas lindantes a donde vivía”, apuntó D’Alessandro. Y concluyó: “Es un ejemplo de lo que hacen las drogas. Él tiene una causa en 2010 en la que fue declarado primero inimputable y luego imputable. Es una persona de riesgo para él y para terceros”.

No es primera vez que el músico es protagonista de incidentes con armas de fuego. Hace ocho años, fue procesado por amenazar a la mamá de una fan y haber herido a su mánager. En 2012 fue detenido cuando caminaba por Villa Lugano, su barrio, con armamento de guerra en la cintura. También, en julio de 2013 fue apresado por portar una pistola. También acumula una larga nómina de escándalos en sus presentaciones públicas.

Sobre el autor: