Culto
La Cumbre anuncia su nueva versión para enero

La Cumbre anuncia su nueva versión para enero

El festival de música chilena, ahora sin apellidos, vuelve al Club Hípico. El lunes comienza la venta de entradas.

Simplemente “La Cumbre”. Sin subtítulos, apellidos ni ese pequeño símbolo “+” que acompañó el nombre de última edición. Para su sexta versión, el festival hasta ahora conocido como La Cumbre del Rock Chileno acorta definitivamente su nombre y ratifica su creciente apuesta por la diversidad estilística, esta vez sin un género en particular que domine un cartel que, con el correr de los años, le ha ido dando tanto espacio al rock como al reggae, el hip hop, los ritmos tropicales y el pop en todas sus dimensiones.

Con esa nueva denominación, el más convocante de los eventos dedicados a la música nacional afina detalles para su versión 2019, con coordenadas generales que ya fueron definidas por los organizadores y una preventa de entradas que se inicia este lunes. En lo concreto, el festival regresa el sábado 12 de enero de 2019, en la que será la tercera edición consecutiva de una cita que desde su estreno en 2007 se caracterizó por la intermitencia. Así, no sólo se materializa definitivamente el anhelo de la productora Osyos -creadores del encuentro- de transformar la Cumbre en una fiesta anual, sino que además ésta vuelve a desarrollarse durante la primera quincena de enero, una suerte de tradición interrumpida este año debido a la visita del Papa Francisco al país.

El lugar escogido será nuevamente el Club Hípico, el mismo que albergó la última edición de la cita -y la segunda, de 2009-, recinto que acomoda a la producción de un evento que ha buscado adaptarse a la “cultura de festivales” del público local, a estas alturas habituado a desplazarse por lugares abiertos, utilizar áreas de descanso y de actividades paralelas, y disfrutar de música en vivo en escenarios que funcionan de forma simultánea. En ese sentido, los encargados del festival comentan que éste volverá a ofrecer todo tipo de servicios y alternativas extramusicales -como gastronomía, stands de tatuajes y cómics, juegos infantiles y zonas de hidratación, por ejemplo-, y que, hasta ahora, se sigue pensando en los mismos cuatro escenarios de este año, que llevan los nombres de Violeta Parra, Víctor Jara, Gato Alquinta y Jorge González.


Regresos y estrenos

En cuanto a la programación musical de La Cumbre, existen conversaciones avanzadas con diversos grupos y solistas, mientras se trabaja en lo que la organización llama “momentos cumbre”; aquellas postales que sólo se dan en esta instancia, a veces coordinadamente y otras de forma espontánea, como la despedida de los escenarios de Jorge González, el estreno masivo en la capital de figuras como Mon Laferte y Camila Gallardo, además de colaboraciones en escena y homenajes a Cecilia y Los Jaivas, entre otros históricos.

Además, por cuarto año consecutivo se entregará durante la jornada el Premio Ícono, reconocimiento instaurado en 2012 por el festival para reconocer a figuras fundamentales de la música chilena, y que ya fue entregado a Álvaro Henríquez, Jorge González y Los Jaivas.

El cartel definitivo, que será oficializado por la organización en los próximos meses, busca profundizar en la propuesta musical de los últimos años, con una oferta que da cabida al rock duro, el electropop, el punk y los ritmos tropicales, como también a las figuras emergentes del pop y los géneros urbanos. La idea, explican los productores, es mantener la tendencia de un cartel cada vez más diverso en estilos y paritario en cuanto a género, “en el que habrá artistas que no han estado antes y otros que vuelven”, adelantan.

Sobre el autor:

Andrés del Real |
Sub-editor de Espectáculos de La Tercera.