Culto
La animación europea y latinoamericana que llega a Sanfic

La animación europea y latinoamericana que llega a Sanfic

En agosto el brazo educativo del festival organizado por CorpArtes llevará a colegios cintas como la colombiana El libro de Lila o la francesa La joven sin manos.

Nueve años de trabajo le tomó a la realizadora colombiana Marcela Rincón (1978) la película El libro de Lila. En Colombia, como en Chile, el cine animado es un bien escaso y un desafío quijotesco. O casi, porque una reciente línea de financiamiento está rápidamente revitalizando esos proyectos. Los más recientes frutos son Virus tropical, la adaptación de la novela gráfica de la artista nacida en Ecuador, Power Paola, y El libro de Lila, el largometraje de Marcela Rincón.

“Todo fue un eterno laboratorio. Probando y cometiendo errores, hasta que pudimos hacerla”, cuenta Rincón, que realizó la película en su compañía Fosfenos, en Cali. “Se trata de animación digital de cuadro a cuadro e incluso había técnicas que en Colombia nadie conocía en ese momento”, dice sobre la cinta cuyo guión también le pertenece.

Junto a otras nueve producciones, El libro de Lila será parte de la programación de Sanfic Educa, que por segundo año consecutivo es parte del Festival Sanfic, entre el 19 y el 26 de agosto. Las películas se darán en colegios de seis comunas de Santiago, entre ellas Maipú, Puente Alto, Renca y Conchalí.

Estrenada en su país con gran éxito de público, la película de Rincón recoge la historia de Lila, un personaje que súbitamente es expulsado del libro al que pertenece. Entra a un territorio de trampas y su único salvador puede ser Ramón, el niño que leyó la historia hace muchos años, pero que ahora no sólo ya no lee, sino que además no cree en la fantasía.

Exhibida en Francia desde junio (“una maravilla colombiana”, la llamó el diario Le Figaro), El libro de Lila apuesta por contar situaciones que no necesariamente están en el canon infantil. “En general en las películas animadas de Hollywood no se habla de la muerte, pero a mí me parece que en el cine, aunque sea infantil, no se puede tapar lo que pasa en la vida”, explica la directora, que reconoce las influencias del director japonés Hayao Miyazaki y del escritor alemán Michael Ende. “Es el autor de La historia interminable y desde pequeña tengo una conexión con él”, agrega.


Alemania y Francia

Las películas de Sanfic Educa también viajarán en septiembre a Temuco, Chillán, Talca y San Antonio. “Uno de nuestros objetivos es contribuir a la difusión del cine en diferentes regiones. Por esto mismo exhibiremos en colegios y centros culturales de Santiago y de otras zonas de Chile”, dice Francisca Florenzano, directora ejecutiva de Sanfic.

Desde Europa uno de los largometrajes que llega con mejor currículum es el francés La joven sin manos; en este el director Sébastien Laudenbach (1973) recurre a un trazo minimalista para recrear un poco conocido cuento de los hermanos Grimm: es la fábula de una muchacha que logra escapar de las garras del diablo.

Una auténtica sorpresa es la presencia de Timm Thaler o la risa vendida, de Andreas Dresen (1963), cineasta alemán ganador del Oso de Plata de Berlín asociado a otro tipo de películas adultas. De Alemania también proviene Reina de Niendorf, largometraje de Joya Thome (1990) que de la misma manera que Timm Thaler opta por una historia con niños, pero sin recurrir a la animación, sino que con actores de carne y hueso.

La animación gala además es representada por Los cuentos de la noche, de Michel Ocelot (1943). Son seis historias, pero a través de sombras proyectadas en el paisaje multicolor.

Mientras España aporta con Atrapa la bandera, una historia donde el héroe de 13 años viaja a la Luna para abortar los planes de un villano, Argentina trae a a Sanfic Educa las cintas La máquina que hace estrellas de Esteban Echeverría y Natacha de Fernanda Ribeiz: la primera cuenta con dibujos animados las aventuras de un alien y la segunda es la adaptación de la novela homónima de Luis Pescetti. Finalmente, también habrá lugar para los cortometrajes. Se exhibirán Cinema Libertad, del salvadoreño Arturo Menéndez y Los ñarki y el telar sagrado, realizado por niños del Campamento Cinematográfico Pichikeche, de la ciudad de Lautaro.

Sobre el autor: