Culto
Mike Colter, protagonista de Luke Cage: “Marvel es muy sensible, es un holding que intenta tener tipos buenos”

Mike Colter, protagonista de Luke Cage: “Marvel es muy sensible, es un holding que intenta tener tipos buenos”

El actor habla con Culto sobre la segunda temporada de Luke Cage, el hombre a prueba de balas, serie ya disponible en Netflix.

Son cerca de las 20 horas en Nueva York cuando el actor Mike Colter (The good wife, Ringer) se reúne con el grupo de periodistas para conversar sobre la serie que protagoniza, Luke Cage. Con botella de agua en mano, toma asiento y saluda a todos con una sonrisa amable que no disimula el cansancio: “Son 12 horas de trabajo, como mínimo”, dice con un suspiro.

El 30 de septiembre de 2016, Netflix estrenó la primera temporada de la ficción que tiene por protagonista al hombre a prueba de balas, el tercer defensor presentado por Marvel tras las producciones Daredevil y Jessica Jones. Luke Cage defiende desde el anonimato a Harlem, pero las batallas que libró con el resto del equipo, que derivaron en tener que cumplir una condena en la cárcel, lo dejaron expuesto como una persona con poderes especiales. Básicamente, un héroe.

La plataforma de streaming estrenó el pasado viernes 22 la segunda temporada de la serie, la que, en palabras de su protagonista, promete dar a los espectadores peleas más intensas, un reflejo de las problemáticas que enfrenta la comunidad negra y de la interacción con otros personajes de la saga Defensores.

-Cuando firmó para Luke Cage, ¿sabía que era un trabajo que no se detendría, contemplando otras series y una segunda temporada?
Tenía la sospecha de que sería demandante, pero no te imaginas cómo es hasta que lo haces. Más allá de solo filmar las escenas, está el tema del vestuario, el entrenamiento… no te das cuenta de todo lo que estás aceptando cuando firmas. De pronto un chofer te va a buscar a las cuatro o cinco de la mañana, y uno piensa “wow, esto no era lo que imaginaba”.

-¿Cómo se siente al compartir su show con otros personajes, y al participar también de los otros shows?
Cuando firmamos sabíamos que existía la posibilidad de hacer crossovers y otros shows. Hicimos Defenders juntos, el personaje de Luke ya había sido presentado en Jessica… Depende, yo siempre estoy a favor de las buenas líneas narrativas. No me gusta sentirme forzado al hacer un personaje, me gusta que tenga sentido, es todo lo que me importa. Si tiene que estar en otro show, y tiene sentido para mí, ahí estaré.

-¿Cómo influyó en Luke la experiencia de Defensores?
Defensores fue una ventana muy pequeña, porque finalmente no se trataba de Luke, sino de los Defensores. Habían un par de preguntas y no muchas respuestas. Retomamos justo desde allí y empezamos esta segunda temporada donde Luke tiene una suerte de determinación para usar su libertad para hallar la forma de ayudar a Harlem, y en cierta forma está atrapado allí, es donde pertenece, no tiene dónde más ir. Por ello Luke piensa que lo puede lograr. Intenta resolver qué hacer y cómo hacerlo ahora que la gente sabe que es un héroe y que recién cumplió condena. Así que ahora puede ser mucho más libre, pero -al mismo tiempo- debe tener más cuidado. En la primera temporada había una dinámica extraña porque vivía oculto, su esposa fue asesinada. Se mantiene en las sombras y ahora toda la temporada es sobre él finalmente saliendo de las sombras y lidiando con sus problemas. Esta temporada será muy diferente porque Luke es diferente.

-¿Qué piensa de la frase de Henry ‘Pop’ Hunter, uno de los personajes de Luke Cage: “Nunca mires hacia atrás, siempre hacia adelante”?
Tiene algo que en cierta forma define nuestra cultura, porque pienso que en la cultura afroamericana siempre hemos entendido que las cosas son más difíciles, no importa lo que pasa, tenemos que seguir adelante. Solemos ser más perseguidos y debemos ser capaces de insertarnos, ya sea que lo elijamos o no. Pero no importa lo que pase, siempre tenemos que movernos hacia adelante. Si nos remontamos a la llegada de los afroamericanos, a la lucha por derechos civiles, llegamos al presente y aún hay injusticias. El mensaje de ‘Pop’ va orientado a eso. Luke Cage por ejemplo cumplió su condena y al salir sigue con su vida, y lo mismo ocurre con afroamericanos que son injustamente apresados y al ser liberados no reciben ningún tipo de compensación, solo les dicen ‘lo siento, cometimos un error’.



-¿Qué tan fuerte ha hablado esta serie a la comunidad afroamericana?
Es muy poderoso. Por ejemplo cuando grabé la primera temporada hace dos años, viví un tiempo en Harlem, ahora no puedo hacer eso porque el show se ha vuelto algo muy conocido y yo no me sentiría cómodo. Amo Harlem, pero siento que sería demasiado para mí. Me encanta que la gente se sienta identificada con el show.

-¿Cómo será la dinámica entre Luke Cage y Iron Fist esta temporada?
Comenzamos con algunas asperezas, tal como vimos en Defensores, los tiempos de la serie son muy rápidos, como una semana, así que al comienzo chocamos, pero creo que la segunda vez que nos encontramos nos entendemos mejor. El hecho de que él esté en el mundo de Luke, significa que está allí por una razón. Trabajaron juntos antes, así que su dinámica está en un buen lugar, va evolucionando y poco a poco comienzan a sentirse más cómodos y se protegen entre ellos. Creo que esta será una mejor instancia para ambos. Ahora habrá menos tensión y trabajarán en conjunto.

-¿Cambió la relación entre Luke y Mariah Dillard?
Se entiende que ella sigue allí, que ella es responsable por la muerte de Cottonmouth y otro de sus trabajadores (Candace). La gente muere alrededor de ella y ella es una política, una líder en Harlem. Ella quiere hacer lo correcto por Harlem, pero la gente debe elegir a su líder: esta mujer dura y mentirosa rodeada por la muerte, o alguien de la calle que entiende lo que la gente necesita y que es honesto -o al menos lo intenta-. Creo que Luke descubrirá que no es tan fácil ser un líder honesto, porque no puedes combatir el crimen sin ensuciarte las manos.

-¿Cómo evolucionó la acción esta segunda temporada?
Sí, ahora tendremos peleas más detalladas, más coreografiadas porque cambiamos. James Lew hizo las coreografías la primera temporada y ganó un Emmy. Tenemos a otro hombre ahora, Matt Mullins, que trabajó en Defensores. Tiene otras perspectivas, estamos introduciendo cosas nuevas para hacerla más interesante, no me malentiendan, aún lanzamos gente al otro lado de la habitación (se ríe).



-La temporada pasada una bala noqueó a Luke ¿Veremos más de eso en este segundo ciclo?Habrá situaciones con ese nivel de peligro, pero es interesante cómo se pensaron ciertas situaciones. Este año veremos que Luke será desafiando física y emocionalmente. Luke siempre ha lidiado con la gente alrededor de él así que es muy difícil simplemente pelear, es necesario tener esos momentos en que la gente puede resolver sus puzzles en torno a un tema. Creo que esta temporada tiene muchos momentos que te dejan al borde de la silla. Hay momento en que pienso “¿Habrá próxima temporada?”, pero no digo nada porque puede ser muy complicado. Yo no sé nada.

-¿Qué pasará con los intereses amorosos de Luke?
¿Quieres saber si Luke se mete con una persona con una prótesis? (pregunta aludiendo a Misty Knight). Creo que hay suficiente romance, pero esta temporada ocurre tan rápido que no hay muchas escenas amorosas. Marvel es muy sensible con eso, porque es un holding que intenta tener tipos buenos. Queremos tener a las mujeres felices, y a ellas no les gusta que un hombre tenga más de una mujer, pues piensan “noooo Luke”. Luke es alguien que busca el amor, estuvo viudo mucho tiempo y quiere llenar ese vacío. Hay que besar muchas ranas.

Sobre el autor:

Mónica Garrido |
Periodista de La Tercera. En Twitter es @monigarridov