Culto
Butch Vig, baterista y productor de Garbage: “Version 2.0 fue   el disco que nos definió como grupo”

Butch Vig, baterista y productor de Garbage: “Version 2.0 fue el disco que nos definió como grupo”

El músico comenta la reedición del segundo LP de la banda, que lanzan hoy por su aniversario 20.

La segunda vida de Garbage, aquella que sus cuatro integrantes iniciaron en 2011, ha sabido combinar pasado con presente, nostalgia noventera con mirada de futuro. Desde su reunión, el grupo ha editado dos nuevos discos de estudio de buena acogida, Not your kind of people (2012) y Strange little birds (2016), y en paralelo ha revisitado su primer material, como hicieron en 2015 con una nueva versión de su primer álbum, el emblemático disco homónimo de 1995, apelando tanto a los viejos fans como a las nuevas generaciones.

Aprovechando las herramientas tecnológicas actuales, algo esperable de un grupo que integran tres productores y la cantante Shirley Manson, la banda reedita hoy Version 2.0, con una edición ampliada y remasterizada del LP de 1998. A dos décadas de su lanzamiento, el segundo título de su discografía permanece entre los grandes hitos del cuarteto estadounidense, aquel que los consolidó en la industria de fines de los 90 a punta de populares sencillos (“Push it”, “I think I’m paranoid”) y una elaborada propuesta estética plasmada en videos de alta rotación en MTV.

“Creo que Version 2.0 fue el disco que nos definió como grupo”, asegura Butch Vig, baterista, fundador y productor de Garbage, al teléfono con Culto. “Cuando lo grabamos decidimos que no buscaríamos reinventarnos, sino tomar lo que ya habíamos hecho en el primer disco y llevarlo al siguiente nivel: más rápido, más grande, con más melodías pop y mejor producción”, agrega el reconocido productor de títulos emblemáticos del rock de los 90, como Nevermind, de Nirvana, y Siamese dream, de The Smashing Pumpkins.

También puede interesarte

La nueva publicación, que incluye las doce canciones originales remasterizadas más diez lados B de grabados en las sesiones del álbum, motivará una nueva gira, con la que Vig, asegura, volverán a Chile a fines de este año o comienzos del próximo. Por esos mismos días editarán un nuevo disco, el séptimo de su catálogo.


– ¿Qué recuerda de los días de Version 2.0, después de 20 años y tras haber revisado y trabajado nuevamente en ese material?

– Tuvimos que trabajar duro para que salieran esas canciones, pero creo que lo logramos porque nos sentíamos con más confianza que cuando hicimos el primer disco. Eso se nota sobre todo en Shirley, en sus letras, que a ratos las canta agresiva pero en otros está como echada hacia atrás, con una voz muy cálida, estremecedora. En el disco probamos cosas muy distintas, algunas más guitarreadas, beats de hip hop, pero la voz de Shirley fue el pegamento que unió todo.

– ¿Cree que este disco puede llegar a un público más joven también?

– ¿Sabes? Hay muchos grupos actuales que me gustan en los que veo cierta influencia de Garbage. Y lo tomo como un cumplido. Hay toda una nueva generación de músicos que quizás escucharon Garbage por sus padres y eso es maravilloso, que una generación le pase sus influencias a la siguiente.

– ¿Qué se puede adelantar del próximo disco del grupo?

– Es difícil decir ahora cómo va a sonar, pero hay algunos pasajes de Strange little birds que tienen algo similar a lo que estamos haciendo, algo muy cinematográfico, un sonido muy atmosférico. Ya tenemos seis discos pero siempre nos entusiasma el que vendrá.

Sobre el autor:

Andrés del Real |
Sub-editor de Espectáculos de La Tercera.