Culto
Así se arma la primera gran serie sobre la vida de Augusto Pinochet

Así se arma la primera gran serie sobre la vida de Augusto Pinochet

Alejandro Goic encarna al general y Paulina García a Lucía Hiriart. La apuesta va de sus inicios militares hasta su muerte.

En lo que podría ser un momento digno de una tranquila mañana dominical, un joven de bigote, ojos claros, y rostro sereno comparte junto a dos niños pequeños. A uno incluso lo ayuda a dar sus primeros pasos. Pero una musicalización que acelera el pulso y una frase dicha con firmeza determinan el tono de la escena. “¿En qué piensas tanto, Augusto?”, se le escucha decir a una mujer. Y segundos después, en una imagen más oscura, el mismo hombre aparece junto a un grupo de militares armados, e irrumpen las palabras de un superior: “¡Cadete Pinochet, el último de la fila tiene que golpear más fuerte para quedar primero, hombre!”.

Con ese nervio e intriga comienza el teaser de Un simple soldado, la serie sobre Augusto Pinochet que prepara la productora nacional Invercine & Wood, la misma que en marzo estrenó en Chilevisión otra apuesta vinculada al régimen militar: Mary & Mike, inspirada en los crímenes y la vida familiar de los ex agentes de la DINA Mariana Callejas y Michael Townley.



Repitiendo director -Julio Jorquera- y también proyectando una temporada de seis capítulos, la serie sobre el general se arma como un thriller político que examinará su figura, desde su juventud como militar a su ascenso al poder, a través del Golpe de Estado, terminando en sus últimos años, enfermo y enfrentado a los crímenes de lesa humanidad de su periodo. Es en rigor la primera gran producción local que abordará la vida de Pinochet.

Consciente del interés que suscita el personaje, la apuesta de la compañía, que hoy trabaja la serie como un proyecto en desarrollo (sus grabaciones no serían antes del próximo año), es que este sea un producto realizado para la audiencia local y también para el mercado internacional, de un modo similar a Mary & Mike, facturada en coproducción con Turner Latinoamérica y emitida para el continente por Space.

En ese sentido, un paso clave lo marcará Conecta Fiction, encuentro que se realizará por segunda vez en Santiago de Compostela, España, donde distintos protagonistas del mercado se darán cita durante cuatro días, comenzando este lunes. La idea detrás de la instancia es generar diálogo entre producciones europeas y americanas.

En la categoría Pitch Copro Series, pensada para proyectos que intentan buscar acuerdos de coproducción, la serie de los creadores de Ramona es una de las dos chilenas de la selección -frente a ocho europeas-, junto a La Comandante, de Villano Producciones y el director Juan Ignacio Sabatini.

El propósito en el caso de Un simple soldado es generar alianzas con socios españoles e ingleses, considerando el interés que puede despertar la producción en extranjero y porque se contempla que parte del rodaje transcurra en esos países. Un punto clave de la trama son los 15 meses que Pinochet estuvo, entre 1998 y 2000, en Virginia Water, refugiado en una mansión a la espera de una resolución sobre su futuro.

Con una investigación que la productora María Elena Wood define como “profunda, amplia, y diversa, tanto de publicaciones nacionales como internacionales”, la realización promete indagar en la manera en que un hombre que jamás tuvo grandes atributos como militar y no mantuvo cercanía con el mundo político, finalmente llegó en 1973 a liderar la Junta Militar y a hacerse con el poder en Chile durante 17 años. Su astucia y repentina hambre de poder lo habrían llevado a ese lugar, y así lo mostrará la serie, con guión de Enrique Videla (Prófugos, Zamudio. Perdidos en la noche).



El complejo retrato, como se ve en la pieza protagonizada por Alejandro Goic y con Nicolás Oyarzún detrás del Pinochet joven (realizada para el encuentro de España), incluye mostrarlo en distintas etapas de su vida, como el 11 de septiembre o cuando Scottland Yard lo tomó detenido en Londres, acusado de violaciones a los derechos humanos. O incluso enfrentando a entidades chilenas que luchaban por los derechos humanos en los 80. Un punto fundamental lo marcan las relaciones con las mujeres, particularmente con Lucía Hiriart, con quien se casó en 1943 y tuvo cinco hijos, y la ecuatoriana Piedad Noé. Esta última, integrante de la clase alta de Quito, fue su amante por décadas, desde que la conoció a fines de los años 50 en Quito, cuando partió a la Academia de Guerra de Ecuador, acompañado de su familia, .

Mientras Hiriart (Paulina García) lo encara diciéndole “¿por qué siempre dejas que otro sea el primero? A un país mediocre hay que tratarlo con mano dura”, la otra, interpretada por Antonia Zegers, lo interroga concierta dulzura: “¿por qué no me llevas contigo?”.

En tanto, un personaje no incluido en el adelanto que será parte de la serie es el líder de la DINA, Manuel Contreras.

“Hay una decisión por realizar una mirada desde un perfil psicológico. Es lo que nos caracteriza en Invercine & Wood: nosotros construimos personajes con psicología. Esta es una reflexión sobre el poder y la traición”, indica María Elena Wood, junto con precisar que, en cualquier caso, todo se encuentra en una primera etapa, y que puede ir abriéndose camino a partir de este martes, cuando tenga una presentación de diez minutos ante programadores y productores de la industria televisiva europea y norteamericana.

Las certezas que rodean al proyecto también incluyen el trabajo, iniciado hace cerca de un año y medio, con los investigadores y académicos de Periodismo UDP Andrea Insunza y Javier Ortega, que dan asesoría a la producción en cuanto al abundante material de referencia, como libros, documentales, archivos de prensa, documentos originales, entre otros.

Los actores que aparecen en el teaser no están confirmados, pues el futuro de la de la serie dependerá de cómo avancen los acuerdos que se puedan generar.

La misma productora seseñala sobre la doble presencia en Conecta Fiction:“Reafirma la calidad de las producciones chilenas, pero también es muy paradójico, considerando que esa producción no cuenta con suficiente financiamiento y tiene poco espacio en las parrillas en la industria local”.

Sobre el autor: