*

Culto
Jorge Coulon y crisis  del Parque Cultural de Valparaíso: “No hubo robos en mi gestión”

Jorge Coulon y crisis del Parque Cultural de Valparaíso: “No hubo robos en mi gestión”

El músico y ex director del espacio, en toma hace 10 días, se refiere al déficit que causó la movilización. Ministerio de las Culturas anunció recursos para saldar deudas.

Hace 10 meses que el músico y uno de los fundadores de Inti-Illimani, Jorge Coulon (71), dejó la dirección del Parque Cultural de Valparaíso, y sin embargo, cuenta, “aún no logro salir de allí”. A horas de presentarse hoy en el Centro Cultural Las Condes, en un concierto de fado que musicalizará ocho poemas del escritor portugués Fernando Pessoa, Coulon desmenuza su versión de los hechos en torno a la crisis por la que atraviesa el espacio, que permanece tomado por artistas y trabajadores desde el lunes 4.

“Al tratarse de una institución privada, como Estado debemos velar por el buen uso de los recursos, y entre 2015 y 2017, durante la gestión de Coulon e incluso de (Nélida) Pozo -la actual directora-, se provocó un gran déficit”, declaró a esta diario la ministra de las Culturas, Alejandra Pérez, quien además este lunes fue denunciada ante la Contraloría junto al intendente regional Jorge Martínez por el Sindicato de Trabajadores del PCdV, en reclamo por los tardíos nombramientos de sus representantes en el directorio del centro cultural inaugurado en 2012.

Coulon rechaza sus dichos: “Ha habido un exceso de especulación en todo esto, pero no es verdad. Cuando asumí en agosto de 2015 no había déficit, es cierto, pero se generó al hacer el traspaso de los 44 trabajadores que nunca fueron contratados durante los tres años previos ni tampoco en el interinato, que duró varios meses. Esa deuda previsional terminó en una demanda de los trabajadores, y estaban en todo su derecho”, dice.

Según cuenta el músico, se logró un acuerdo con el sindicato y el PCdV tuvo que pagar cerca de $200 millones: “Eso se tradujo en un desbalance del presupuesto anual -más de $1.100 millones que aporta el ministerio- y hubo que pedir un préstamo para pagar la deuda, pues por estatuto tiene que salir de nuestros fondos. Pero todo eso se hizo recién en noviembre de 2017, cuando yo ya había dejado la dirección”.

Recién en mayo de este año las consecuencias de esa maniobra quedaron a la vista: el viernes 1 de junio, los trabajadores levantaron un paro indefinido por no pago de sueldos, y días después la comunidad artística se tomó el edificio ubicado en el Cerro Cárcel.

“Eso no fue lo peor, sino que al día después de ser invitado a la Comisión de Cultura de la Cámara de Diputados (el 31 de mayo), donde se habló de todo esto, el intendente Martínez salió en la prensa local diciendo que en el Parque se habían ‘perdido’ $ 1.500 millones, lo que todos leyeron como que se los habían robado, y no hubo robos en mi gestión”, afirma Coulon. “De ser real, el PCdV tendría que haber dejado de funcionar por varios años, sin programación, porque el monto supera por lejos lo que manejábamos. Me pareció extremadamente irresponsable de su parte y se lo dije: ‘¿A qué millones se refiere?’. Pero no hubo respuesta”, añade.

Coulon recuerda, además, que cuando asumió las riendas del espacio, el directorio le encargó una misión: “Abrir el Parque a la ciudadanía”, repite hoy, y agrega: “Por esa razón, yo apoyo la toma. Lo he dicho antes: el Parque existe gracias a que la ciudadanía y los artistas impidieron que se convirtiera en un negocio inmobiliario. Pero donde se mueven fondos, se mueven tiburones, y aquí se están evadiendo responsabilidades. Yo no eludo las que podría tener, pero quiero saber cuáles fueron las supuestas irregularidades que hoy me tienen al centro de la lapidación”.

Al cierre de esta edición, la toma del PCdV seguía en pie. Sin embargo, la ministra Pérez confirma que se “está terminando de elaborar un convenio con la Contraloría para liberar la cuota correspondiente a la mitad de la glosa ($ 600 millones), para que el Parque salde la deuda con sus trabajadores”. Y agrega: “Desde luego vamos a pedir ciertas garantías de fiscalización y control financiero, pero la idea es que salga lo antes posible y que el PCdV le haga frente a los problemas que tiene”.

Sobre el autor: