Culto
Anthony Bourdain: “Tengo muchas ganas de volver a Chile”

Anthony Bourdain: “Tengo muchas ganas de volver a Chile”

Previo al debut de Parts unknown, el programa de viajes, comida y cultura del estadounidense y su primer proyecto con el canal CNN, Bourdain conversó con La Tercera en 2013.

Es una mezcla sorprendente y también una apuesta en grande: en mayo del año pasado, CNN anunció que haría un espacio en su programación enfocada a las noticias para incluir un programa de viajes, cocina y cultura, a cargo de Anthony Bourdain. Así, el chef que por siete años había estado al frente de un espacio similar (Sin reservas), empezaba una nueva etapa que mañana tendrá un estreno mundial en la cadena de noticias. En Chile, la temporada de Parts unknown debutará a las 22 horas. “Estoy entusiasmado, nervioso y muy orgulloso. He seguido muy de cerca todo el proceso del programa y creo que ha sido el mejor trabajo que he hecho en mi vida”, comenta a La Tercera.


¿Cómo fue la conversación con el canal? ¿Se acercaron ellos o usted les propuso este programa?

Ellos se acercaron a mí y yo estaba muy sorprendido de que una organización mundial de noticias se interesara en tenerme a bordo. Fue muy halagador, pero me preocupé de mostrarles los momentos más complicados y más locos de mis programas anteriores, para que tuvieran claro de qué estábamos hablando.

¿Qué le atrajo de este proyecto?

La verdad es que aunque he viajado a muchos países, también ha habido muchos lugares que, por una razón u otra, no he podido visitar. CNN tiene la infraestructura, la experiencia y la voluntad para permitirme grabar en lugares que habría sido muy difícil tener de otra forma, como Libia, Myanmar o el Congo. Además, me da la posibilidad de mezclar más contenidos, porque además de la comida y la cultura, puedo mostrar otras cosas.

¿Cómo fue la experiencia de grabar en esos países?

Ha sido el trabajo más emocionante que he hecho. Ha sido inspirador, atemorizante, maravilloso, confuso y siempre interesante.

En el papel, Parts unknown se ve muy similar a No reservations. ¿Cuál es la mayor diferencia?

Las historias que cuento siempre van a ser ensayos personales sobre los lugares que visito, pero aquí puedo expandir el foco para mostrar un poco más de historia u otra información no relacionada con comida, o hacer un capítulo más íntimo y personal… por ejemplo, el Congo es un lugar que siempre había querido visitar pero era poco razonable pensar que íbamos a poder hacer un programa de una hora enfocado exclusivamente en la comida. Entonces, poder hacer ese capítulo sin tener una escena de comida cada cinco minutos me da una libertad fantástica.

Ha hablado de las posibilidad que le dio CNN a usted, pero, ¿qué le aporta usted al canal?

No soy un experto en política internacional o un reportero, entonces lo que les entrego es un punto de vista personal que pueden no haber tenido y que creo que es útil para ellos, porque estoy hablando de personas y de culturas, y mientras más personas vean y sepan lo que vive la gente en lugares como el Congo o Libia, es mejor. Son lugares que usualmente se ven cuando pasa algo malo y aparece en las noticias, mientras que con mi programa se muestra quiénes son estas personas.

El primer capítulo es de Myanmar. ¿Qué se va a ver ahí?

Myanmar es un país en que hace dos años cualquier equipo de grabación habría sido expulsado inmediatamente, entonces la relativa libertad de expresión que están disfrutando ahora es algo notable, y se dio la suerte de que pudimos ser uno de los primeros equipos en mostrarlo. Se va a mostrar cómo es su vida diaria, algunos de los increíbles paisajes y también cómo está su libertad para decir lo que piensan. Es algo muy inspirador de experimentar y estoy seguro de que también va a ser interesante de ver por televisión. Además, fueron muy entusiastas en compartir su comida que, a propósito, es muy deliciosa.

¿Qué tipo de comida es?

Es remotamente parecida a la comida thai y vietnamita, pero con un balance muy distintivo de contrastes de sabores y texturas.

¿Viajó con un equipo distinto al que tenía antes?

No, eran exactamente las mismas personas con las que he trabajado por 10 años. La banda se movió completa a CNN. Son cuatro personas: dos camarógrafos y dos productores, y obviamente contratamos choferes y contactos en cada uno de los países.

¿Ya está lista toda la temporada?

Tenemos grabados los primeros ocho capítulos y después de eso va a haber una pequeña pausa. Ahora estamos empezando a grabar los ocho siguientes.

Entre esos primeros ocho países visitados están Colombia y Perú. ¿Qué se va a ver en esos episodios?

He ido muchas veces a Colombia en los últimos años y es un país que me inspira mucho, porque han tenido muchos desafíos, pero que también ha avanzado mucho. Son un país muy orgulloso de su comida y su cultura, y siento que tengo una relación especial con él; me gusta mucho destacar sus cosas positivas. Perú es un gran país y además ahí está la plantación de cacao de la que nace un pequeño negocio de una chocolatería boutique que tengo con Eric Ripert, entonces ese capítulo se centra en investigar el cacao y de dónde viene el chocolate, que es algo que todo el mundo ama.

¿Y tiene entre sus planes un regreso a Chile?

Sí, tengo muchas ganas de volver a Chile. La primera vez que grabamos allá fue una gran experiencia, lo disfruté y comí muy bien.

Sobre el autor: