Culto
Robert Smith habla del próximo álbum de The Cure y su rivalidad con Duran Duran y Morrissey

Robert Smith habla del próximo álbum de The Cure y su rivalidad con Duran Duran y Morrissey

La voz de "Boys don't cry" trabaja en el primer álbum de The Cure tras una década de silencio. Además se refirió a antiguos conflictos con sus coterráneos el ex The Smiths y los liderado por Simon Le Bon.

Robert Smith trabaja en composiciones para lanzar un nuevo álbum junto a The Cure. Esto, tras una década desde el lanzamiento de su última producción 4:13 Dream de 2008.

Si bien Smith reconoció que no ha escrito ni un verso, aseguró que fue inspirado por su participación en el Festival Meltdown, del cual fue jurado y que le dio la oportunidad de escuchar muchas bandas y artistas nuevos. “He intentado escribir algo nuevo que no se trate de cómo me siento, pero son secas e intelectuales y ese no soy yo”, dijo a The Guardian.

Al ser consultado respecto a si se decepcionaría si nunca más graba con la banda, el cantante dijo: “Lo estaría ahora, sí. Porque me prometí a mí mismo ir al estudio y crear canciones para la banda, cosa que no he hecho en 10 años”.

Smith asegura estar entusiasmado a partir de la energía de las nuevas bandas y manifiesta que le dolería tener un fracaso con su nuevo trabajo: “Si no funciona estaría muy triste, porque significa que las canciones no son suficientemente buenas”.

Respecto a las rencillas con otros artistas de la época, son famosos los fuegos cruzados que comenzaron cuando Morrissey dijo a NME que Smith parece “un payaso gordo con maquillaje llorando mientras toca guitarra”, a lo que Smith respondió: “Si Morrissey dice no coman carne, entonces comeré carne. Así es lo mucho que odio a Morrissey”. Claro que ahora dice que “realmente nunca entendió” ese conflicto.

Distinto es el caso de Duran Duran, de quienes aseguró, representaban todo lo que odiaba de la música de los 80: “Es realmente triste porque ellos (Duran Duran) nos amaban e incluso venían a nuestros shows. Pero representaban todo lo que odiábamos: todo el glamour de los 80, basura consumista; ese show de horror al que nos oponíamos”, consigna NME.

Sobre el autor: