Culto
Diez aforismos de Thomas Mann

Diez aforismos de Thomas Mann

Novelista y crítico alemán, nacido un 6 de junio de 1875, Thomas Mann fue una de las figuras gravitantes de la literatura de la primera mitad del siglo XX.

Sus novelas exploran la relación entre el artista y el burgués o entre una vida de contemplación y otra de acción. Ahora, si bien La montaña mágica es su obra más conocida, Mann recibió el Premio Nobel de literatura en 1929 “principalmente por su gran novela, Los Buddenbrook“.

Acá seleccionamos diez de sus mejores frases.


“La belleza, como el dolor, hace sufrir”.

“Un escritor es alguien para quien la escritura es más difícil de lo que es para otras personas”.

“Las opiniones no pueden sobrevivir si uno no tiene chance de pelear por ellas”.

“Pensad como hombres de acción, actuad como hombres pensantes”.

“La guerra es la salida cobarde a los problemas de la paz”.

“La vejez es la peor de todas las corrupciones”.

“La tolerancia es un crimen cuando lo que se tolera es la maldad”.

“La soledad hace madurar lo original, lo audaz e inquietantemente bello, el poema. Pero también engendra lo erróneo, desproporcionado, absurdo e ilícito”.

“El orden y la simplificación son los primeros pasos hacia el dominio de un tema, el enemigo real es lo desconocido”.

“Cada ser humano razonable debería ser un socialista moderado”.

Sobre el autor: