*

Culto
La exitosa fórmula que llevó a Luis Miguel de vuelta a la cima

La exitosa fórmula que llevó a Luis Miguel de vuelta a la cima

La serie de Netflix reflotó su carrera en uno de sus momentos más bajos. En Chile sus temas van al alza en streaming y el dial, mientras tres productoras se disputan su visita para 2019.

El domingo 22 abril, para celebrar los 30 años desde su fundación, las integrantes del fan club chileno Todo por Luis Miguel se reunieron para ver juntas el primer capítulo de la serie biográfica de su ídolo. E incluso ellas, que se han leído prácticamente cada línea que se ha escrito sobre el cantante, desconocían algunos aspectos de su vida que muestra la producción, por lo que la emoción fluye en esas reuniones de las incondicionales del mexicano, tal como ha ocurrido con aquellos que estaban menos familiarizados con su hermética vida privada.

“Ahora todos son fans de Luis Miguel”, dice, algo resignada, Silvana Cortés, presidenta histórica de la comunidad, sintetizando el fenómeno que ha generado en los últimos 40 días Luis miguel la serie, el más reciente intento del solista de 48 años por revitalizar su hasta hace poco alicaída carrera. Un propósito que la apuesta de Netflix y Telemundo ha cumplido con creces, y al que no es exagerado calificar como uno de los eventos culturales del año en Hispanoamérica. Para el intérprete de “Suave”, de quien en los últimos años sólo se supo de problemas de salud, cancelaciones de shows y demandas millonarias en su contra, la producción estrenada el 22 de abril parece ser el paso definitivo hacia un renacer artístico y la revalorización de su obra.

Lo ocurrido no es consecuencia del azar ni un mero arranque de nostalgia por parte del público hispanohablante, que hoy tiene a “Luismi” de vuelta en las listas de popularidad. Detrás hay un elaborado plan de reposicionamiento en el que están involucrados sellos y plataformas de streaming, bajo la supervisión del propio cantante, con una fórmula que hasta ahora se muestra imbatible: cada domingo en la noche, una nueva revelación de la vida íntima del artista en Netflix, acompañada de un viejo éxito suyo ad-hoc con la trama, el que, al día siguiente, aparecerá destacado bajo diversas formas por Spotify.

Tal vez el caso más ilustrativo del fenómeno es el de “Culpable o no (miénteme como siempre)”, el quinto sencillo de su disco Busca una mujer, de 1988. Desde el 13 de mayo, día en que se emitió el capítulo que cuenta la historia tras el tema, éste pasó a ser el “nuevo” éxito del mexicano. En Chile, entre la primera y segunda quincena de mayo, el LP Busca una mujer incrementó sus reproducciones en Spotify en un 179%, al tiempo que en Apple Music, Culpable… registró un alza de streams de un 717% con respecto a abril. En las radios locales, en tanto, el himno al despecho sonó 216 veces el mes pasado, según cifras de la SCD.

Más allá del hit en cuestión, la serie ha impulsado un renovado interés por todo el catálogo del “Sol de México”, el hombre de más de 100 millones de discos vendidos, quien tras una extensa temporada de sequía musical vuelve a marcar tendencia: el mes pasado, por ejemplo, protagonizó un nuevo récord digital al ser el primer artista latino que posiciona 30 tracks de su catálogo en el top 200 de Spotify. Y en Chile, la tercera ciudad del mundo con más oyentes mensuales de “Micky” en dicha plataforma, sus streams totales subieron un 48% entre la primera y la segunda quincena de mayo.

“El impacto que tiene la televisión sigue siendo mucho mayor que el de cualquier libro, y eso ha pasado aquí”, comenta a Culto Javier León Herrera, autor de Luis Miguel: la historia, la reciente biografía oficial del cantante que la serie de Netflix toma como referencia, y en la que el español actualiza la investigación sobre las tragedias familiares de “Micky” que ya había lanzado hace dos décadas.

“Esa misma historia, que fue publicada hace veinte años, se vuelve a mostrar en un nuevo formato y con un nuevo impacto, lo que repercute en una mayor difusión de su música. Por eso se ha dado este fenómeno tan inusual, en el que canciones antiguas vuelvan a los primeros lugares”, agrega.

Para Silvana Cortés, en tanto, hay otros méritos en la producción que protagoniza Diego Boneta, entre ellos revelaciones de datos de los que no estaban al tanto ni las calcetineras más acérrimas. Por ejemplo, aquel accidente automovilístico que “Luismi” protagonizó junto a una fan en Acapulco a fines de los 80, y la preparación militar que tuvo para el video de “La incondicional”.

El exitoso modelo, en el que también tienen mucho que ver un acertado casting y una cuidada banda sonora -en Spotify y a cargo de Kiko Cibrián, productor de los discos de “Luismi” de los 90-, es observado de cerca por la industria. Disney Media Distribution Latin America, la compañía tras las bioseries de Juan Gabriel y José Antonio Jiménez, adquirió los derechos para llevar a la pantalla la vida de Julio Iglesias. Ayer, en tanto, se estrenaba en Netflix El príncipe de la canción, sobre la vida de José José.

“La valoración (de la serie) es muy positiva y me consta que Luis Miguel está muy satisfecho. Ahora esperamos la segunda temporada, que ya parece ser un hecho”, adelanta León sobre la producción, que el cantante capitaliza en paralelo con una nueva gira que ya pasó por México y Estados Unidos, y que en el segundo semestre lo llevará, tras un lustro, a España.

En Chile, donde el solista no actúa desde 2015, tres productoras negocian por estos días con sus representantes, para el desembarco local de un tour sudamericano agendado para 2019. Según distintas fuentes de la industria local de conciertos, el gallito por traer al intérprete se ha desplegado con una fuerza que hace tiempo no se veía, estimulado por la popularidad de la producción en Chile. De hecho, en un principio, fueron muchas más las empresas interesadas en traerlo. Todas han ofrecido la opción de concretar varias fechas a lo largo del país.

Sobre el autor:

Andrés del Real |
Sub-editor de Espectáculos de La Tercera.