*

Culto
Vargas Llosa y García Márquez: las teorías tras el puñetazo más famoso de las letras

Vargas Llosa y García Márquez: las teorías tras el puñetazo más famoso de las letras

Se habían conocido hace menos de una década cuando los novelistas del boom protagonizaron uno de los rounds más legendarios del mundo literario.

Ocurrió el 12 de febrero de 1976 en un cine mexicano. Los dos premios Nobel estaban en una proyección privada del documental Odisea en los Andes cuando inesperadamente Mario Vargas Llosa propinó un fuerte puñetazo en la cara a Gabriel García Márquez. El impacto fue tal que el colombiano no tuvo tiempo de reaccionar y cayó al suelo. “Caí sin conocimiento. Además Mario tenía un anillo con el que me rompió la nariz”, contó a los medios.

Sorprendido por la actitud del peruano, García Márquez le contó al periodista Óscar Alarcón del diario Correo: “Cuando me vi con Mario, me pareció verlo sonreír y que trataba de abrazarme. A esto se debió que cuando me pegó estaba completamente indefenso y con los brazos abiertos, de lo contrario me hubiera protegido por lo menos la cara”.



En 2007, para el cumpleaños número ochenta de García Márquez, su amigo Rodrigo Moya publicó un artículo y fotos donde el autor de Cien años de soledad aparece con el ojo izquierdo entintado.

Según el fotógrafo mexicano, el escritor le había pedido que lo fotografiara: quería tener “una constancia” de la agresión.

Consultado por el golpe, Mario Vargas Llosa, que en 1971 había publicado la tesis doctoral “García Márquez: historia de un deicidio”, un análisis en profundidad de la obra del hombre de El otoño del patriarca, dijo a la prensa que tendrán que ser los demás “los que averigüen, descubran, los que digan qué pasó”.

Desde entonces el motivo de la disputa ha sido un misterio porque los escritores mantuvieron un histórico pacto de silencio.

Estas son las tesis que buscan explicar la pelea.



1. Gabo le quiso robar la mujer a Mario

Fue la primera hipótesis que apareció en los cables de agencias periodísticas que dieron cuenta del hecho. EFE, por ejemplo, en su despacho del 13 de febrero de 1976, señalaba que: “El móvil de la pelea, no podía ser para menos: las faldas. Un asunto que, al parecer, provocó García Márquez cuando, en Barcelona, intentó una aproximación a la mujer de Vargas Llosa”.

Durante la sesión con el fotógrafo Moya, Mercedes Barcha, la esposa de García Márquez, hizo un comentario que llamó la atención del mexicano: “Es que Mario es un celoso estúpido”.



2. Diferencias ideológicas

En esa misma sesión, el fotógrafo le preguntó al escritor qué había pasado y aunque el hombre de Noticia de un secuestro fue “evasivo”, atribuyó la agresión a “las diferencias” que ya eran insalvables en la medida en que el autor peruano “se sumaba a ritmo acelerado al pensamiento de derecha”.

El argumento es sostenido por el periodista peruano Paco Igartua: “Vargas Llosa estaba ofuscado por las posiciones políticas de izquierda de García Márquez”.

Pero fue el propio Vargas Llosa quien salió a desmentir todo.

En una entrevista televisiva, le dijo al presentador peruano Beto Ortíz: “Lo que ha dicho Igartua es falso”. Vargas Llosa aclaró que “el distanciamiento con él se debió a una cuestión personal, fundamentalmente, que no tiene nada que ver con su posición ideológica, de la cual discrepo también profundamente, porque creo que, políticamente, García Márquez no es de ninguna manera el buen escritor que es de literatura”.

“Son muy diferentes”, asegura Peter Landelius, un diplomático experto en narrativa hispanoamericana que es el traductor de ambos al sueco.



3. Por aconsejar separarse a la mujer de Vargas Llosa

La última hipótesis dice que Vargas Llosa habría entrado en cólera al enterarse de que García Márquez y su mujer aconsejaron a Patricia, su esposa, separarse de él.

El motivo: el escritor peruano habría sostenido un romance con una modelo norteamericana en Finlandia.

“Mientras ambas parejas vivían en París, los García Márquez mediaron en los disturbios conyugales entre Vargas Llosa y Patricia, su esposa, acogiendo sus confidencias”, sostiene el fotógrafo Moya.

Otra pista aporta el británico Gerald Martin en su monumental biografía Gabriel García Márquez: una vida. Vargas Llosa le dijo al colombiano: “Esto es por lo que le dijiste a Patricia” o “esto es por lo que le hiciste a Patricia”.

Ángel Esteban y Ana Gallegos, catedráticos de Literatura de la Universidad de Granada y autores del volumen De Gabo a Mario, se suman a la tesis de que la trifulca fue originada por una “cuestión personal”, aunque sugieren además “diferencias ideológicas”.

Sobre el autor: