Culto
Maldita vecindad: la disputa urbana entre Robbie Williams y Jimmy Page

Maldita vecindad: la disputa urbana entre Robbie Williams y Jimmy Page

Desde 2013 que los músicos británicos son vecinos, mismo año que comenzó una disputa porque Williams quiere hacer remodelaciones en su casa que pueden afectar a la de Page.

Kensington se puede calificar como un sector tranquilo en Londres. Sus residencias están construidas en su mayoría por el típico ladrillo estilo inglés con marcos blancos en balcones y ventanas.

Fue en ese sector que el guitarrista de Led Zeppelin Jimmy Page compró su actual residencia al actor Richard Harris (Albus Dumbledore en las primeras dos entregas de Harry Potter) en 1972.

La construcción denominada Tower House (Casa de la Torre), data del siglo XIX y fue diseñada por el arquitecto William Burges, responsable de famosas catedrales y castillos en Gran Bretaña.

Tower House, residencia de Jimmy Page desde 1972.

Sin embargo, la casa ubicada en el número 31 de la calle Melbury Road peligra, o al menos eso afirma Jimmy Page.

El año 2013 el cantante Robbie Williams compró la propiedad vecina del guitarrista llamada Woodland House, y al poco tiempo se propuso remodelarla construyendo un gimnasio y una piscina en el subterráneo.

A la izquierda Tower House y a la derecha Woodland House, propiedad de Robbie Williams desde 2013.

Pero el otrora miembro de Take That recibió el rechazo de Page, pues el guitarrista planteó que las vibraciones propias de las obras causarían un daño irreparable en su residencia.

“Como su propio hogar, contiene materiales frágiles e irremplazables. Estoy aquí para rogarles que tomen las medidas necesarias para proteger Tower House por la amenaza de daño que enfrenta”, dijo Page ante el comité evaluador.

Jimmy Page incluso declaró en que en su casa solo toca guitarra acústica para minimizar las vibraciones.

El ex Led Zeppelin argumentó además que Tower House está calificada como Grado I, es decir, que “es de importancia nacional y por tanto digna de ser protegida” por los entes públicos, además de citar un reporte de English Heritage: “La conclusión fue que las terminaciones, especialmente las de las paredes, serían altamente vulnerables a cualquier movimiento”.

Según reporta The Mirror, los representantes de Williams aseguraron que las obras están dentro de las regulaciones exigidas y que cualquier daño a las casas aledañas sería “insignificante”.

Tras la reunión con el comité, Page aseguró estar complacido por el resultado ya que se mostró “mucha consideración” por su residencia. “Se dijeron muchas cosas que fueron muy valientes. Yo solo custodio la casa para pasarla a la siguiente persona, de la misma forma que Richard Harris hizo conmigo”.

Williams, en tanto, envió una carta al consejo declarando:

“Reconozco las sensibilidades o propiedad circundantes y la preocupación de los vecinos. El diseño y metodología ha sido desarrollado cuidadosamente para evitar daños tanto a Woodland House como a los vecinos, incluyendo Tower House. Se ha hecho con mucho cuidado para proponer un método de construcción que resulte en un impacto mínimo y que por ende cumple con una política estricta”.

Sobre el autor: