*

Culto
Cinco claves del polémico documental Los últimos días de Michael Jackson

Cinco claves del polémico documental Los últimos días de Michael Jackson

Si bien el título anticipa que se hablará del final del artista, la cinta trata su vida desde sus primeros años como Jackson 5 y el proceso para convertirse en el Rey del pop.

El pasado jueves 24 de mayo, fue emitido en Estados Unidos por ABC el documental Los últimos días de Michael Jackson.

La cinta salió al aire a pesar de la oposición de la familia, quienes por medio de un comunicado manifestaron: “Creemos que el especial es otro intento por explotar la vida, música e imagen de Michael Jackson, sin autorización, y sin mostrar respeto por el legado de Michael, su propiedad intelectual y los derechos de sus hijos”.

Y es que no solo muestra su evolución artística, también da cuenta de sus negocios, deudas, y polémicas del cantante: “Este era un hombre que no conocía límites cuando se trataba de gastar, y al final, le costó”. Más allá de mostrar un perfil más bien negativo, Rolling Stone califica la película como una producción que “ofrece muy poco en cuanto a nuevas revelaciones o reportes, y a ratos, parece descansar demasiado en psicoanálisis y conjeturas sin fundamento”.

El documental cubre sus inicios artísticos en Jackson 5, la creación de Thriller, su llegada al Nº1 con dicha canción, cuando enfrentó acusaciones de abuso infantil, su drogadicción, y una gira de regreso que fue frenada por su muerte.

Estas son las 5 claves que se desprenden de Los últimos días de Michael Jackson:

1.- Jackson mezcló arte con estrategia comercial: El Rey del Pop usó la influencia de otros grandes artistas para impulsar su trabajo no solo al momento de concretar las ideas que tenía en su cabeza, también al publicitar sus canciones.  Thriller, por ejemplo, tuvo problemas para ser difundo en las radios ‘blancas’, ya que muchas se negaban a difundir música afroamericana a comienzos de los 80. Para sortear este obstáculo, Jackson incluyó “The girl is mine” junto a Paul McCartney, y “Beat it”, que cuenta con la asistencia de Eddie Van Halen. De hecho Walter Yetnikoff, presidente de CBS, amenazó a MTV con quitarles los videos de Billy Joel y Bruce Springsteen su no emitían el video “Billie Jean”.

2.- Un perfeccionista: En antiguas entrevistas, Jackson manifestó que el tener varias canciones en el top 10, lejos de alegrarlo, lo presionaban aún más al momento de crear su próximo álbum: “No importa qué tan bueno sea, la gente siempre esperará más”. Incluso tras su exitosa presentación en el aniversario 25 de Motown, el artista estaba decepcionado de su resultado: “No estaba feliz. Quería hacer 5 giros, pararme en puntillas y quedarme así, mantenerme en esa posición, y no lo hice. Estaba enojado por ello”.

3.- La quemadura que lo llevó a los analgésicos: Mientras grababa un comercial para Pepsi, el fuego que formaba parte de la puesta en escena alcanzó su cabeza. Su cabello se incendió rápidamente por la altas dosis de spray que utilizaba, causándole quemaduras en su cuero cabelludo. “Él estaba con fuerte dolores, y tenía problemas para dormir”, dicen en la cinta que toma este momento como el inicio de consumo de analgésicos en cantidades peligrosas.

4.- El objetivo de la gira This is it era sacarlo de las deudas: El documental plantea que los último años, el cantante estaba seriamente endeudado y no había sacado un disco desde Invincible (2001), por ello ideó la gira This is it. Sin embargo, la película dice que al poco tiempo se dio cuenta que se vendió a sí mismo. “¿Qué iba a hacer? No estaba en condiciones de cumplir por lo que había firmado”, analizan en la cinta.

5. Michael Jackson veía el Propofol como su solución para todo: Al Rey del pop le recetaron 50 milígramos de Propofol cada noche por 30 días para que pudiera dormir, pero dicho medicamento es para pacientes que acaban de sufrir cirugía. “Le dije al Señor Jackson que no era recomendable para dormir. Pero él me aseguró que su doctor le dijo que era seguro”, cuenta una enfermera en el documental. Sin embargo a los 50 años, la alta dosis de esta sustancia recetada por Conrad Murray, le quitó la vida en 2009.

Sobre el autor: