Culto
Harvey Weinstein se entrega a la justicia y arriesga hasta 25 años de cárcel

Harvey Weinstein se entrega a la justicia y arriesga hasta 25 años de cárcel

El productor, caído en desgracia tras ser acusado de abusar de más de 80 mujeres, fue arrestado ayer en Nueva York por crímenes sexuales contra dos víctimas.

“Como muchas sobrevivientes de Harvey Weinstein, había perdido la esperanza que nuestro violador sufriera las consecuencias de la ley (…) hoy estamos un paso más cerca de la justicia”, escribía Rose McGowan en su cuenta de Instagram el jueves en la noche. La actriz y activista, una de las voces más fuertes y directas entre las decenas de mujeres que han acusado al productor de abuso, acoso y violación, reaccionaba a la noticia de que Weinstein se entregaría a la justicia estadounidense ayer, acusado formalmente de crímenes sexuales. Como decía McGowan, el hecho marcaría el fin de un escepticismo de casi un centenar de víctimas del magnate hollywoodense, que a pesar de ver a Weinstein expulsado deshonrosamente de la industria desde octubre, cuando estalló el escándalo, veían pocas posibilidades de que el productor sufriera consecuencias penales.

El antecedente en el mundo del entretenimiento no era alentador. Generalmente los acusados de abuso y acoso sexual, desde Bill Cosby hasta el magnate mediático Roger Ailes, perdían sus trabajos y pasaban a ser parias, pero de consecuencias legales, poco. Pero el mes pasado, hubo una primera señal de un paradigma distinto: Cosby, luego de salir ileso de un juicio en su contra el año pasado, luego de que el jurado no lograra ponerse de acuerdo para un veredicto por un caso de abuso, fue condenado por tres cargos de crímenes sexuales, que lo podrían tener hasta 30 años en la cárcel. Y eso es sólo por uno de las casi 60 denuncias por abuso y acoso sexual que ha recibido el comediante.

Y ayer, siete meses después de los reportajes del periódico New York Times y la revista The New Yorker que revelaron una carrera marcada por abuso hacia mujeres, el mundo entero vio a Weinstein (66) esposado. Tal como se anunció el jueves, el productor caído en desgracia se entregó temprano a la justicia de Nueva York, para ser trasladado a una corte en Manhattan donde fue oficialmente acusado de múltiples cargos de connotación sexual, incluyendo violación en primer y tercer grado, además de forzar sexo oral.

Los cargos que le imputa la fiscalía de Nueva York a Weinstein se desprenden de dos casos en específico: de la denuncia de la aspirante a actriz Lucia Evans, quien asegura que en 2004 el productor la obligó a realizarle sexo oral, y el de una mujer anónima -la justicia de esa ciudad prohibió revelar su identidad-, que acusa al ejecutivo de violarla en una habitación de hotel en 2013. De ser hallado culpable, Weinstein enfrenta hasta 25 años en prisión. La defensa del productor lo declaró inocente ante las acusaciones.

Weinstein no habló con la prensa, mostrándose relajado durante gran parte del proceso. Incluso, cuando salió esposado de la comisaría, lo hizo sonriente.


El futuro

Durante la presentación de los cargos en su contra, el productor tuvo que entregar su pasaporte, sólo con permiso para moverse entre los estados limítrofes de Nueva York y Connecticut, a menos que obtenga un permiso especial de la corte para casos específicos. Tras pagar una fianza de US $ 1 millón, Weinstein fue dejado en libertad, utilizando un aparato de monitoreo 24/7 a través de un GPS. Mientras la fiscalía de Manhattan emitió una declaración agradeciendo a las sobrevivientes y llamando a realizar cualquier denuncia adicional, el abogado defensor del productor, Benjamin Brafman, aseguró que “cuando se interrogue a las mujeres que hicieron estas acusaciones, si es que llegamos tan lejos, no resultarán creíbles. Eso asumiendo que tengamos un grupo justo de 12 personas (un jurado) que no haya sido consumido por el movimiento que ha envuelto este caso”.

Lo de ayer no es sinónimo de que Weinstein enfrente un juicio por las acusaciones. Tras la presentación de los cargos, un jurado debe determinar si la evidencia en contra del ejecutivo amerita para ir a juicio. La audiencia donde se conocerá la determinación del jurado se realizará el 30 de julio. Si se determina que el productor efectivamente deberá enfrentar un proceso judicial, puede pasar más de un año antes de que este comience.

De todas formas, el panorama para Weinstein está lejos de ser auspicioso. Los cargos de ayer no son finales, y podrían sumarse más imputaciones en un futuro próximo, ya que la fiscalía de Nueva York aún se encuentra investigando más denuncias por acoso y abuso sexual en contra del productor, además de cargos por fraude fiscal. Y eso sin contar que las ciudades de Los Angeles y Londres también están realizando investigaciones en paralelo. La imagen de un Harvey Weinstein esposado podría volver a repetirse en los próximos meses.

Sobre el autor:

Matías de la Maza |
Periodista de La Tercera.