Culto
Docuserie explora a Rose McGowan más allá de Harvey Weinstein

Docuserie explora a Rose McGowan más allá de Harvey Weinstein

La esperada docuserie sobre cómo la actriz y activista se recuperó tras ser abusada por el productor, debuta esta noche en el cable chileno.

Para Rose McGowan, no existe Harvey Weinstein. Sólo existe lo que ella llama, “El Monstruo”. El productor no es mencionado por nombre en la docuserie Citizen Rose, y cuando aparece, sus ojos son alterados para darle un semblante demoniaco. La negación de la condición humana del productor, acusado por más de 80 mujeres de abuso sexual, tiene una doble función. Por un lado, representa el efecto físico y psicológico que tuvo sobre la vida de la heroína de la serie; un espectro que consumió el bienestar tanto profesional como personal de la actriz. Por otro, es también una suerte de revancha de McGowan; se le reduce a algo inhumano de la misma forma en que Weinstein les negó a sus víctimas la decencia básica de respetarlas, de considerarlas personas que le podían decir que no.

Probablemente, desde que estalló el escándalo que tiene al poderoso ex productor de Hollywood actualmente ad portas de un procedimiento judicial, el único nombre que se ha mencionado tanto como el de Weinstein al momento de referirse al caso es el de McGowan. La actriz se ha transformado en la más fiera crítica no sólo del hombre que abuso de ella, la silenció y prácticamente selló su salida de Hollywood, sino también de la cultura cómplice de las celebridades que le permitió a Weinstein décadas de impunidad. Sin serlo de forma explícita, McGowan se ha transformado en una de las principales íconos del movimiento #MeToo.

Esta medianoche, se estrenará a través del canal E! el primer episodio de Citizen Rose, docuserie de cinco episodios centrados en la nueva vida de la actriz como activista contra los abusos sexuales en la industria del entretenimiento, además de mostrar una mirada íntima a cómo la actriz se sobrepuso a ser abusada por Weinstein y ser olvidada por Hollywood al ser considerada “conflictiva”. Además de entrevistas con McGowan, material de archivo, y testimonios de cercanos al caso (desde la actriz Asia Argento hasta el periodista Ronan Farrow), la serie construye el retrato de la trágica historia de la actriz, hoy convertida en un símbolo de esperanza para otras mujeres como ella. Saltando de los momentos inspiradores (McGowan como activista, acompañando a otras víctimas de abuso) a la crudeza (la actriz reconociendo que perdió casi dos décadas de su vida atormentada por el recuerdo del productor), Citizen Rose deja en claro que el daño de Weinstein sobre sus víctimas está lejos de ser reparado, pero que también, las cosas ya no van a volver a ser como antes. McGowan y muchas más están listas para dar la pelea.

Sobre el autor:

Matías de la Maza |
Periodista de La Tercera.