Culto
Instituto Nacional de Derechos Humanos responde a polémica exposición “Hijos de la Libertad” en el Museo Histórico Nacional

Instituto Nacional de Derechos Humanos responde a polémica exposición “Hijos de la Libertad” en el Museo Histórico Nacional

El ente manifestó que incluir a Augusto Pinochet en la exposición "constituye un homenaje y exaltación de la dictadura". Además dejó en claro que valoran la decisión del gobierno de solicitar la renuncia del director de la institución.

El Museo Histórico Nacional tenía en sus dependencias una muestra bajo el nombre “Hijos de la libertad”, la cual buscaba reconocer a los héroes chilenos que marcaron la historia.

Sin embargo, uno de los personajes mencionados causó polémica: Augusto Pinochet estaba incluido en la muestra junto a la frase: “La gesta del 11 de septiembre incorporó a Chile en la heroica lucha contra la dictadura marxista de los pueblos amantes de su libertad”.

Ante esto, la ministra de las Culturas, las Artes y el Patrimonio -Alejandra Pérez Lecaros- manifestó: “Lamentamos profundamente el daño moral ocasionado debido a esta situación, pues resulta inadmisible la forma y la selección de la cita escogida que ha causado, con justa razón, tanta controversia”.

Además anunció que la muestra no seguiría en exposición y solicitó la renuncia del director de la institución, Pablo Andrade.

A horas del anuncio del Gobierno, el Instituto Nacional de Derechos Humanos dio a conocer un comunicado en el que expresó que valora la medida de la Ministra y manifestó su oposición a la inclusión de Pinochet en la exposición.

“Dichas acciones constituyen un homenaje y exaltación de la dictadura, de negacionismo de los acontecimientos ocurridos durante esta y de justificación respecto del golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973, incitando al odio y la violencia alejándose del respeto por los Derechos Humanos que debe existir en nuestro país”, dijo Consuelo Contreras, directora del INDH.

La situación fue calificada como “grave” y “reprochable” por parte de la institución enfatizando que tuvo lugar en un museo perteneciente al Estado, por lo que se debe velar por un comportamiento “intachable”: “Se entiende que un Museo de Historia Nacional expresa el patrimonio material, intelectual y un relato sobre los valores nacionales que son deseables. Según las exposiciones o muestras que se realizan, se puede tener una mirada crítica sobre los asuntos opinables de la historia nacional y la evolución de sus propios valores”.

El INDH dejó en claro que si se considera a Pinochet en la muestra, se debe contextualizar por ser “consensuadamente reconocido como un gobernante en cuyo régimen se violaron sistemáticamente los derechos humanos”. “Es la única forma de entender que el citado concepto de libertad es un mero argumento para imponer y justificar una tiranía que aplastó los derechos civiles y políticos como los económicos y sociales de amplios sectores de la población”, continuó el comunicado.

La organización que tiene por objetivo velar por los derechos humanos de los chilenos, concluyó al respecto que la idea no es “ocultar la historia” sino “construir una nación que no niegue su pasado o lo distorsione, pues ello puede ser el inicio de una justificación de horrores que en el futuro se pueden volver a repetir con otra excusa”.

Sobre el autor: