*

Culto
Álvaro Henríquez respira por sus propios medios

Álvaro Henríquez respira por sus propios medios

El líder de Los Tres fue desconectado de la ventilación mecánica y evoluciona favorablemente, luego de su trasplante de hígado.

Hoy se cumplen cuatro días desde que Álvaro Henríquez fuera intervenido en la Clínica Las Condes, producto de un grave problema hepático que lo obligó a recibir un trasplante de hígado. Y, al menos hasta ayer, el balance de las primeras 72 horas tras la cirugía por parte del equipo que atiende al líder de Los Tres es positivo, incluso alentador.

“Las últimas doce horas han sido extremadamente buenas, estamos muy contentos y muy optimistas”, comentó Erwin Buckel, jefe de Trasplantes del recinto médico, al entregar un nuevo parte médico con el estado de salud del músico penquista, el tercero que entrega la clínica desde la intervención a la que éste se sometió el martes pasado, debido al daño crónico que afectaba su hígado producto de “una adicción al alcohol de larga data”, según explicaron los profesionales que lo asisten.

“Álvaro ha respondido muy bien a la terapia de cuidados intensivos y a los cuidados post operatorios del trasplante, al punto que su nuevo hígado está funcionando en muy buenas condiciones, mucho mejor que en las primeras 24 horas. Tanto así, que hoy día [ayer] pudimos sacarlo del ventilador mecánico”, agregó Buckel, reafirmando su convicción de que el nuevo órgano que recibió el autor de La espada y la pared está funcionando bien.

Además de informar que la respiración de Henríquez ya no es asistida, el médico comentó que éste “está reaccionando, está despertando”. Y aunque todavía sigue sedado y en condición crítica, “con bastante soporte y muchos cuidados médicos, estamos en el proceso de que él se pueda mantener por sí mismo”, agregó.

Sobre los próximos pasos en la recuperación del músico, Buckel fue más cauto y optó por no adelantar pronósticos, aunque señaló que “probablemente en 24 o 48 horas más tendremos un mejor estimado de eso”, para luego detallar: “Para los que están pendientes de su recuperación, podemos decir que hay buenas noticias, que ha respondido bien y que su juventud a jugado a favor”.

Si bien el vocalista aún no puede comunicarse, y por ahora tiene restringidas las visitas en su pieza de la clínica, su entorno ha recibido con entusiasmo y cautela estos primeros balances de su condición médica. “Esto no es más que el principio, hay que ver cómo avanza y luego una recuperación que probablemente será larga y difícil. Estamos optimistas pero cautos”, dice un cercano al fundador de Los Tres, los que actualmente se encuentran en receso indefinido y con escasas posibilidades de volver a tocar antes de fin de año.

Sobre el autor:

Andrés del Real |
Sub-editor de Espectáculos de La Tercera.