Culto
Super Junior: el regreso del azul zafiro al Movistar Arena

Super Junior: el regreso del azul zafiro al Movistar Arena

El grupo es uno de los más antiguos en la industria que se mantiene tan vigente como en sus inicios. Este 2018 cumplen 13 años sobre los escenarios y el día de ayer, cautivaron a casi nueve mil fanáticos en el Movistar Arena.

A las 20.00 horas las casi nueve mil personas presentes en el Movistar Arena comenzaron a gritar ya impacientes. Algunas de ellas, las que adquirieron los tickets ELF VIP, llevaban desde las 10.00 am de ese día en el recinto a la espera de que el grupo de pop coreano Super Junior, se hiciera presente en el escenario.

Quince minutos después, las luces se apagaron y solo las letras SUPER SHOW 7 se leían en las pantallas.

Carlos Müller – NoiX Entertainment

Juego de luces, gritos de fanáticas, y las primeras notas de “Black Suit” dieron inicio al concierto, con los siete integrantes actuales del grupo apareciendo en el escenario a la vez: Leeteuk, Heechul, Yesung, Shindong, Eunhyuk, Siwon y Donghae.

La emoción por este concierto no es menor. Marca el regreso de Siwon, Eunhyuk y Donghae, quienes estuvieron ausentes del grupo por casi dos años tras comenzar el servicio militar obligatorio en Corea del Sur.

Super Junior lleva ya bastante tiempo en la industria musical. Comparado con otros grupos del mismo género, tiene la ventaja de la experiencia y tiempo que han estado sobre el escenario. Debutaron en el 2005, lo que significa que llevan 13 años juntos cantando, bailando, lanzando nuevos singles, álbumes y aumentando su fanbase

Carlos Müller – NoiX Entertainment

A mitad del concierto, el azul zafiro, color oficial del grupo, ya llenaba completamente al Movistar Arena, y los gritos y el llanto de las fanáticas era masivo.

El setlist en sí fue una combinación interesante de estilos. Si bien la gira está enfocada en promocionar su último álbum Play, las canciones estuvieron bien alternadas junto a los principales singles de los últimos años. (“Mamacita”, “Sorry Sorry”, “Bonamama” y “Mr. Simple” fueron quizás, las canciones más gritadas y coreadas por las fanáticas), hasta algunas sorpresas que llevaron al pasado como “Rokkugo” y “Miracle”, canciones del 2007 y 2005 respectivamente.

Uno de los momentos más esperados de la jornada fue la canción “Lo Siento”, single con melodía latina que recuerda que la popularidad de “Despacito” no dejó indiferente a nadie, y menos a Corea del Sur.

La canción contó con la participación de Leslie Grace, cantante estadounidense de origen dominicano. Tras el single, Grace cantó un par de canciones propias que fueron recibidas entre aplausos del público, aunque no se comparó con los gritos cuando se despidió del público para que Super Junior volviera al escenario.

Carlos Müller – NoiX Entertainment

Si bien se asumía que el grupo estaría cansado (con el concierto en Chile, realizaron tres conciertos en tres países en sólo seis días) su energía no decayó en ningún momento. Incluso Heechul, quien tras un accidente vehicular hace unos años quedó con problemas crónicos en una pierna, no se restó de las canciones, aunque de vez en cuando se le veía retirarse de algunas coreografías más complejas, aunque sin dejar de cantar.

Tras casi tres horas de show, y luego de de que Super Junior diera su último último adiós tras el encore final, se mostró un video de lo que se viene próximamente para el grupo: El regreso de Ryeowook y Kyuhyun, dos integrantes que se encuentran realizando el servicio militar en estos momentos.

Tras 13 años, Super Junior sigue más vigente que nunca.

Sobre el autor: