*

Culto
La era Avengers comienza su fin con su película más grande y oscura

La era Avengers comienza su fin con su película más grande y oscura

Infinity War llega mañana a los cines chilenos prometiendo el final de las cintas de Marvel como las conocemos, con una historia más trágica que el resto de la franquicia.

Es probable que ni Kevin Feige, cabeza de los estudios Marvel, haya vislumbrado que el camino iniciado en Iron Man (2008) derivaría en Avengers: Infinity War; la película de superhéroes de mayor escala en la historia de la pantalla grande. Es innegable que el llamado “Universo Cinematográfico de Marvel” (MCU) fue construido sobre la marcha del éxito. Mientras cada entrega tuviera buenos resultados, se podía seguir creciendo.

Pero ya para Avengers (2012), el principal argumento a favor para los planes del estudio, Marvel presentó lo que sería el final del camino que iniciaron hace una década: Thanos.

Ni en esa película, donde aparecía en una escena post-créditos, ni en los cameos posteriores que el antagonista -uno de los villanos más icónicos de la compañía de historietas de Stan Lee- tuvo en cintas como Guardianes de la galaxia y Avengers: La era de Ultron, tenía un papel central, pero quedaba claro que Feige y compañía mantenían a su figura operando entre las sombras, antes de enfrentarlo al grupo de superhéroes.

Ese hito, que ha sido insinuado por años, llega en Avengers: Infinity War, que se estrena a partir de esta noche en Chile, y que ha sido anunciada como “el comienzo del fin” para el MCU. No un final literal -hay películas de Marvel hasta 2020-, pero sí el cierre del ciclo que partió en 2008, y que ha implicado casi 20 películas en diez años. Un cierre que promete consecuencias duraderas, y en donde no todos los héroes, sin importar su relevancia, saldrán vivos.


El fin

Si bien los siguientes párrafos no contienen spoilers específicos de Infinity War, sí se discuten aspectos generales de la trama, de la cual poco se ha revelado. Se recomienda no seguir leyendo si no quiere saber nada de la trama antes de su llegada a los cines.

En el último mes, Feige aseguró que la tercera Avengers, dirigida por los hermanos Joe y Anthony Russo (Capitán América: Civil War) sería “el crossover más ambicioso de la historia”. Y si bien ese título es subjetivo, la película sí cumple en ser la de mayor escala, más ambiciosa y con más personajes de toda la franquicia Marvel, con una veintena de superhéroes y villanos.

Desde sus primeros minutos, Infinity War intenta dejar en claro que no es cualquier capítulo de esta historia. El humor que ha caracterizado a todas las películas del MCU sigue presente a ratos, pero la trama incorpora momentos mucho más oscuros y trágicos. Y, obviamente, hay consecuencias fatales para más de un rostro conocido.

La trama se centra en Thanos (Josh Brolin) en su búsqueda por reunir las “gemas del infinito” (ver infografía) seis cristales que le entregan omnipotencia a quien sea que los junte. Y en su obsesión por obtenerlas y, en su visión, balancear el universo eliminando la mitad de su población, el villano va dejando decenas de cuerpos.

Una misión que pone a la Tierra en su camino, ya que a lo largo de las películas, los Vengadores se han hecho con dos de las gemas que el alienígena busca. Aún divididos por los acontecimientos de Civil War (2016), la historia se centra en tres grupos de superhéroes, que por su cuenta intentan desarmar los planes del villano: Iron Man (Downey Jr.), Doctor Strange (Benedict Cumberbatch) y Spider-Man (Tom Holland) inician una cruzada espacial para proteger el planeta; Thor (Chris Hemsworth) une fuerzas a Los Guardianes de la Galaxia, liderados por Star-Lord (Chris Pratt), y el Capitán América (Chris Evans) organiza desde la clandestinidad su propio grupo, entre los que se encuentran la Viuda Negra (Scarlett Johansson) y Falcon (Anthonie Mackie), para proteger a Vision (Paul Bettany), quien posee una de las gemas del infinito y es perseguido por los súbditos de Thanos. En esa tarea, se asociarán con Pantera Negra (Chadwick Boseman).

En su extensa duración de dos horas y media, la historia salta de planeta en planeta y siguiendo a cada grupo de héroes, en medio de múltiples batallas de proporciones épicas, sociedades inesperadas entre personajes del MCU, y un cameo sorpresa que los seguidores de la franquicia y las historietas reconocerán.

Pero entre medio de los efectos especiales y las explosiones, Infinity War es también la más angustiante y oscura aventura de Marvel, con tanto sus héroes como su villano sumergidos en una espiral de desesperación que sólo crece a medida que se acerca el clímax.

Pero no es el final, ni metafórico, ni literal. Infinity War siempre fue anunciada como sólo la mitad de la conclusión, y que para el verdadero adiós de la historia que Marvel lleva contando hace una década habrá que esperar un año, con el estreno de Avengers 4.

*: Pincha para ampliar

Sobre el autor:

Matías de la Maza |
Periodista de La Tercera.