Culto
Canción para mi muerte: los discos que anticiparon el final de sus autores

Canción para mi muerte: los discos que anticiparon el final de sus autores

Lanzados poco antes -o posterior- a la muerte de sus creadores, las relecturas de estas producciones se entienden como una suerte de carta de despedida.

David Bowie

Blackstar fue lanzado dos días antes de su muerte provocada por el cáncer el 10 de enero de 2016. Si bien el video de “Lazarus” lo muestra en una cama de hospital cantando versos como “I’m in heaven”, el director del video Joahn Renck asegura que el cantante recibió el diagnóstico final del cantante después de grabar el disco y que aún entonces se aferraba a la esperanza de vivir.


Queen

Freddie Mercury fue diagnosticado con VIH en 1987, según contó años después de su muerte Peter Fresstone, quien fue asistente del frontman de Queen durante 12 años. En aquellos años, era muy poco lo se sabía de la enfermedad, por lo que el diagnóstico y tratamiento eran de escasa eficacia. Mercury no informó al público de su padecimiento hasta el 22 de noviembre de 1991, dos días antes de su muerte. Sin embargo, sus compañeros de banda, y él mismo dieron una suerte de testamento musical donde hablaban al respecto.

Ya en Innuendo (1991) con la canción “Show must go on” de Brian May y el video en blanco y negro de “These are the days of our lives” se anticipaba el inminente final de Mercury. Si bien Made in heaven (1995) fue lanzado como disco póstumo, este fue el último que contó con grabaciones originales del cantante. Canciones como “Let me live” y “Heaven for everyone” dejan en claro que el artista sabía que se acercaba su muerte.


Leonard Cohen

En la canción “I want it darker” del disco homónimo lanzado apenas un par de semanas antes de su muerte, recita “himeni, himeni, I’m ready my Lord”, lo mismo que Abraham recitó a Dios. Una mezcla entre una referencia bíblica y canto resignado.

Por otro lado, buscar referencia a la muerte, la vida y lo divino en el cancionero de Cohen no es difícil considerando que son tópicos comunes en toda su discografía. Basta escuchar su famosa “Hallelujah”.


Johnny Cash

Si bien está compuesto principalmente por covers, estos demuestran una mirada introspectiva y retrospectiva de su vida. Algunas de las  elegidas fueron “In my life” y “We’ll met again”, pero probablemente la que más se asemeja a una despedida es “Hurt”, original de Trent Reznor de Nine Inch Nails.


Joy Division

Closer (1980) fue el segundo álbum y final de la banda liderada por Ian Curtis, lanzado dos meses antes de su prematura muerte a los 23 años. La desesperanza y atmósfera fúnebre se hacen sentir en cada tema como “Passover” y “The eternal”.


Notorious B.I.G.

Ready to die (1994) y After Death (1997) son los únicos dos discos del rapero que murió baleado en un tiroteo. Si quererlo, los nombres de ambos álbumes se vinculan a su sorpresiva muerte, el primero narrando historia de su vida como joven criminal y el segundo como una saludo póstumo a sus seguidores.


Lynyrd Skynyrd

Street Survivors (1977) muestra en su portada a la banda posando fuera de un lugar cubierto por las llamas. “Mañana tal vez no esté aquí para ti, el ángel de la muerte sobre ti” cantan en el tema “The smell”.

Luego, en octubre de 1997, la banda fue víctima de un accidente en avión que quitó la vida a Ronnie Van Zant, Steve Gaines y Cassie Gaines.


Violeta Parra

En noviembre de 1966 la cantautora chilena lanzó su disco Últimas composiciones bajo el sello RCA Victor. En él contiene sus más reconocidas canciones tales como “Gracias a la vida”, “Run run se fue pal norte” y “El rin del angelito”. En febrero de 1967, Violeta Parra se suicidó.


Bonus

Michael Jackson

El Rey del pop preparaba una gira a lo grande a nivel internacional, con 50 conciertos agotados ofreciendo una nueva experiencia visual, coreográfica y musical a los miles de espectadores que lo esperaban. El título de esta mega gira era “This is it” (Eso es es todo) y comenzaría la primera semana de julio de 2009.

Sin embargo, el 25 de junio de ese año, el cantante y bailarín fue encontrado sin vida por una sobredosis de medicamentos. Todo lo que queda de este magno show, es el registro de los ensayos convertido en película.


Nirvana

En noviembre de 1993, la banda grunge Nirvana grabó su único álbum en vivo MTV Unplugged in New York, el cual fue publicado en noviembre de 1994, 7 meses después de la muerte de Kurt Cobain.

El lugar fue decorado con flores y velas a solicitud de Cobain “como un velorio”, según la interpretación de Charles Cross, autor de Heavier than Heaven, la biografía del cantante.


Sobre el autor:

Mónica Garrido |
Periodista de La Tercera. En Twitter es @monigarridov