*

Culto
El día en que David Bowie acabó con Ziggy Stardust

El día en que David Bowie acabó con Ziggy Stardust

Durante el último concierto de la gira de The rise and fall of Ziggy Stardust and the spiders from Mars, el británico anunció su retiro. Un año después publicó Aladdin Sane, su más camaleónica declaración.

El cabello rojo peinado hacia arriba y un rayo del mismo color con tintes azules que cruza su rostro. Así presentó David Bowie su álbum de 1973 Aladdin Sane, portada que dio pie a uno de los ‘looks’ más reconocidos del cantante.

Poleras y pósters tienden a representarlo así, tal como el gran mural en el barrio londinense Brixton, el cual se llenó de flores y cartas tras su muerte el 10 de enero de 2016.

Los menos entendidos en el personaje, suelen creer que este es Ziggy Stardust, el famoso alter ego de Bowie que interpretaba canciones espaciales como “Starman” y “Moonage daydream”, una suerte de consecuencia de “Space Oddity” pero a un nivel más extraterrestre que humano.

Ziggy Stardust fue asesinado para renacer cual ave fénix bajo el nombre y apariencia de Aladdin Sane, nombre de su disco lanzado 3 meses antes de despedirse.

“No quería quedar atrapado en este personaje toda mi vida. Y supongo que lo que estaba haciendo con Aladdin Sane, era intentar moverme al siguiente nivel, usando una imitación pálida de Ziggy como un segundo recurso. En mi mente, era Ziggy va a Washington: Ziggy bajo la influencia de America”, dijo Bowie a Rolling Stone.

Fue en Londres que Stardust, aquel personaje de vestimenta estrafalaria, ojos delineados, labios pintados y un tercer ojo en su frente; fue sentenciado a muerte frente a una amplia audiencia en el escenario del Hammersmith Odeon. “No solo es el último show del tour, también es el último show que haremos en la vida”.

En aquel recital realizado en julio de 1973, la audiencia se quedó sin habla. El mensaje entregado dio a entender que David Bowie se retiraba de los escenarios tras casi 10 años de carrera musical. Pero el cantante solo se refería a Ziggy y sus arañas de Marte. Decidió dejar partir al hombre alternativo que por un año entero, le dio la posibilidad de expresarse a destajo en el glam rock y ganar fama.

La era de The rise and fall of Ziggy Stardust and the spiders from Mars había llegado a su fin al son de “Rock n’ roll suicide”.

Aladdin Sane, el sexto álbum de estudio, fue la declaración de un artista que se negó a ser recordado solo como el responsable de un par de éxitos para luego quedar en el olvido. David Bowie usó la vida de Ziggy para crear a Aladdin. Siguió jugando con lo estrafalario en las portadas de un par de álbumes más, para luego adoptar un estilo más ‘clásico’ a partir de Young Americans. Claro está, que solo en las portadas. Bowie siempre trabajó bajo sus propias reglas.

Sobre el autor:

Mónica Garrido |
Periodista de La Tercera. En Twitter es @monigarridov