Culto
Los días de Radiohead en Chile que coronan un intenso semestre musical

Los días de Radiohead en Chile que coronan un intenso semestre musical

Tras casi una semana instalados en el país los ingleses se presentaron anoche en el Estadio Nacional, cerrando una temporada memorable para la cartelera local.

Durante esta semana, Santiago volvió a ser el laboratorio de pruebas de un grupo clase A de la escena mundial. Tal como ocurrió con Pearl Jam el mes pasado, los británicos Radiohead aterrizaron con varios días de anticipación en la capital luego de varios meses sin subirse juntos a un escenario juntos. Así, desde su llegada el viernes pasado, Thom Yorke y los suyos ocuparon su estadía en el país para aceitar el funcionamiento del grupo de cara a la segunda parte de su gira A moon shaped pool, que comenzaba anoche, con su concierto en el Estadio Nacional, para luego seguir por Sudamérica y diversas ciudades de Estados Unidos.

A casi nueve meses de su última presentación en vivo como quinteto, en julio del año pasado con un extenso -y polémico- recital en Israel, los intérpretes de “Karma police” arribaron a Santiago acompañados de sus familias y con la idea de aprovechar este reencuentro en Chile como una instancia de camaradería. De hecho, sus tres primeras noches en el país las pasaron en una viña holística de San Vicente de Tagua Tagua, donde los hermanos Jonny y Colin Greenwood incluso participaron de los tour de degustación que ofrece el recinto.

Este ambiente relajado y cordial se traspasó a los fanáticos que les hicieron guardia afuera de su hotel en Santiago -donde se instalaron el lunes-, quienes ayer y el martes recibieron discos firmados incluso de parte del siempre impredecible Yorke, quien sacó fotos a los fans con su cámara análoga. Los encuentros fueron seguidos desde los balcones del hotel por los hijos de los músicos, coronando la escena familiar.

En lo musical, estos días en Chile también fueron provechosos para el conjunto de Oxfordshire, que el martes estuvo más de dos horas ensayando en el Estadio Nacional. Una puesta a punto que incluyó buena parte del repertorio habitual de su actual tour, con fuerte presencia de los temas de su último álbum -como Identikit, Daydreaming y Ful stop- y de su discografía más celebrada, como Ok computer e In rainbows.

Esto, en paralelo a la instalación del aparatoso montaje técnico que trajeron los británicos a Ñuñoa, con la misma pantalla ovalada central y el juego de luces que han usado durante toda la gira, con la que recorrieron el Hemisferio Norte y festivales como Coachella y Glastonbury entre mayo de 2016 y marzo de 2017.


Saldo de temporada

Además de ser el mayor show local de los ingleses a la fecha, lo de anoche en el Nacional corona una de las temporadas más intensas que recuerde la cartelera de conciertos locales del último tiempo, en especial en lo que respecta a rock y pop anglo.

Un ciclo que se inició con la actuación de los norteamericanos Queens of the Stone Age en el Movistar Arena, el 21 de febrero, y continuó en marzo con espectáculos de alta factura y numerosa convocatoria, como el de Katy Perry en la Pista Atlética; Gorillaz y Jean-Michel Jarre en Movistar Arena y Phil Collins y Depeche Mode en el Estadio Nacional, además de la versión más extensa del Lollapalooza santiaguino.

Tras Radiohead, se espera el desembarco de otros nombres de peso del cancionero británico.

Sobre el autor:

Andrés del Real |
Sub-editor de Espectáculos de La Tercera.