*

Culto
A más de 140 bpm: Hardstyle, un subgénero de la electrónica que conquista al público nacional

A más de 140 bpm: Hardstyle, un subgénero de la electrónica que conquista al público nacional

Esta música -de origen holandés- destacó en Chile a mediados del 2011 con el concepto outdoor de Mysteryland, evento masivo de tres días de camping con música a toda hora. Este año retorna al país su máximo exponente: Headhunterz.

El último Lollapalooza trajo destacados artistas que hicieron de este evento una verdadera fiesta. En la escena electrónica, Hardwell comandó la celebración en el Movistar Arena con un setlist cargado solo de éxitos, el que dejó al público eufórico producto de un estilo poco habitual. No era el EDM suave que acostumbra mezclar y producir, sino que algo más pesado, algo conocido en el género como Hardstyle.

Nacido a finales de los 90 en Holanda, este subgénero -que posee influencias del hard house, acid house, hard trance y hardcore- se caracteriza por tener un kick fuerte y un “reverse bass” profundo, acompañado por armoniosas melodías, elementos que en su conjunto componen track’s que vibran entre 135 y 150 bpm.

Furor, alegría y un sonido que provoca dar golpes al aire son algunas de las descripciones que más se acomodan para explicar cómo el cuerpo se mueve al ritmo de estos beats pesados.

Destacó en nuestro país a mediados de 2011 con un escenario dentro del festival de música electrónica y camping Mysteryland y, desde aquel primer encuentro con un masivo público chileno, el hardstyle ha conquistado más oídos. Debido al éxito del evento, se repitió en 2012 y 2013.

Para los años siguientes, Q-Dance (la principal productora holandesa enfocada en eventos para esta música) desembarcó en tierras nacionales con otros festivales de proporciones. Más escenarios, más luces y más pirotecnia: primero con The Sound of Q Dance en 2014 (parrilla que para muchos ha sido la mejor en este tipo de eventos) y en 2015 y 2016, con Defqon.1, festival que inevitablemente genera nostalgia entre los seguidores del hard dance music.

Patricio Salina, director y fundador de la academia DjSchool, considera que estos espectáculos han potenciado el aumento de seguidores en esta música en Chile, ya que “el público va a este tipo de eventos porque sabe que va a ir a disfrutar. Es ahí donde la persona llega a puntos límites y sienten agrado, para luego desenvolverse y seguir esta música” señala.

“Una música al aire libre, dinámica de baile en espacios amplios y un audio impecable, asegura que las personas puedan escuchar y sentir la música sin ningún tipo de problemas”, agrega Salinas, alias Dj Tressor.

Tras esos gloriosos años, los eventos outdoor fueron paulatinos, sin embargo distintas productoras se encargaban de traer, por lo menos cada dos meses, dj’s destacados en la escena. Por nombrar algunos, Brennan Heart, Coone, Da Tweekaz, entre otros, encendieron la capital en 2017.



The Return of the King

Pero hoy Wondergates se la jugó. Este evento apostó en grande y trajo al máximo exponente en la escena: Headhunterz. El artista holandés Willem Rebergen se presentará este 13 de mayo ante un Movistar Arena que ya comienza a llenar localidades.

Tras su retorno al hard en 2017 -después de un largo viaje experimentando y promoviendo su música EDM-, “Heady” viene en su mejor momento como productor: el año pasado fue reconocido como el “highest hard dj” por la prestigiosa revista Dj Mag. Y su himno para este regreso, “Destiny”, es el número 1 en el “top100” de Q-Dance 2017.

Solo queda esperar la noche en que sus mejores clásicos sean mezclados con los nuevos sonidos de su mini album The return of Headhunterz, trabajo que en palabras de su propio creador “cuenta la historia de pérdida y reencuentro de mi verdadero amor, Hardstyle”.

Sobre el autor: