*

Culto
Muere Isao Takahata, director de La Tumba de las Luciérnagas

Muere Isao Takahata, director de La Tumba de las Luciérnagas

Víctima de cáncer de pulmón, el realizador y productor japonés, cofundador del Estudio Ghibli, falleció el jueves en Tokio a los 82 años.

En una hora y media, tiempo que dura El rey y el ruiseñor (Paul Grimault), quedó sellado el futuro de Isao Takahata (1939, Ise) como creador de historias animadas. Estudiaba Literatura francesa en la Universidad de Tokio cuando vio la película animada y, olvidando la idea de convertirse en profesor, encontró trabajo como asistente en Toei Animation. Allí estrechó lazos colaborativos con su amigo Hayao Miyazaki y fue el punto de partida para su carrera, que marcó a generaciones en el mundo con sus producciones.

En la madrugada del jueves recién pasado en Japón, el director, productor y guionista de 82 años falleció en Hospital de la Universidad de Teikyo (Tokio) producto de un cáncer de pulmón. Sus restos serán velados en una ceremonia íntima; sin embargo, Ghibli, el estudio que cofundó en 1985 junto a su compañero dibujante, comunicó que organizará una despedida pública en mayo para despedir a quien fue uno de los referentes de la animación japonesa.

Desde la década del 60, la vida laboral de Takahata fue de largas estadías en diferentes casas de animación niponas. En una de esas paradas, en 1971, encabezó al equipo encargado de la producción de Heidi. En cada uno de sus proyectos iba acompañado de Miyazaki, a quien decidió seguir en 1985 tras el sueño de independizarse. Fue en Ghibli donde Takahata creó su obra maestra, La tumba de las luciérnagas, piedra angular del estudio y de la que se cumplen 30 años desde su estreno. Mañana a las 19.30 horas se proyectará en Matucana 100.

Apostando por historias antibelicistas y de mayor expresión artística con la emoción como motor narrativo, el director continuó su labor con Pompoko (1994) y otras producciones. Su última entrega como director y guionista, a los 79 años, fue El cuento de la princesa Kaguya (2013), nominada al Oscar 2015, año en que redujo sus actividades profesionales. Volvió a trabajar como productor en La tortuga roja (2016), de Michael Dudok, y el año pasado, sin dar más pistas, reveló que volvería a dirigir solo si el tiempo y su energía se lo permitían.

Sobre el autor: