Culto
La historia de Namás, la primera cumbre en solitario de Gepe

La historia de Namás, la primera cumbre en solitario de Gepe

Tras años como integrante de bandas, Gepinto significó el momento del músico de ponerse al frente de sus propias canciones. Acá, Gepe desempolva los recuerdos de su primer éxito.

El Gepe más desnudo aparece en “Namás”, uno de los temas principales del compilado Panorama neutral del sello Quemasucabeza y la canción encargada de abrir el seminal EP 5×5 (2005), acaso su primera aventura en solitario.

Eso sí, la versión definitiva sería la de Gepinto, publicada ese mismo 2005 por el sello Quemasucabeza. Es la que aparece en el video oficial del tema, uno en donde canta Dadalú y aparecen las palmas del artista Papas Fritas y el músico Pablo Flores:


El tema tuvo repercusión incluso allende la cordillera. Al año siguiente de su estreno local, Rolling Stone Argentina lo escogió como uno de los cien del año.

“Esa canción la hice con la primera fijación que definí en mi guitarra”, dice Gepe en entrevista con Culto.

“La afinación que tengo ahora la definí gracias a esa canción, porque antes hacía canciones pero cambiaba de afinaciones en la guitarra y no las recordaba nunca”, explica.

Luego sigue: “Una vez que andaba con una polola y le quería escribir una canción, dije: ‘Si esta canción se la quisiera cantar más veces voy a tener que fijar la afinación’. Entonces definí una afinación y la escribí y la grabé”.



“Es una canción muy sencilla que tiene un solo acorde. La hice con una letra súper intuitiva, pero en la producción sí que hubo una vuelta bien especial, porque nos tomamos un montón de tiempo con Pablo”, relata.

Según Gepe, “era una canción demasiado sencilla para agregarle tantas cosas y partimos agregándole muchas cosas. Entonces, terminamos sacándole casi todo y quedó con lo más básico. Eso creo que definió hasta el día de hoy todo lo que hago”.

Sobre la letra, el músico de San Miguel dice que se trata de una idea más bien íntima.

“Es algo que me define a mí como persona: una especie de silencio en cuanto a estar en la medida de lo necesario”, explica.

“Si no hay nada que decir, para qué decir algo”, reflexiona el cantante.

Sobre el autor:

Alejandro Jofré |
Editor de Culto. En Twitter es @rebobinars