*

Culto
Alex Hernández, director del Festival de Viña: “Al interior del canal hay pena, estábamos todos comprometidos con Viña”

Alex Hernández, director del Festival de Viña: “Al interior del canal hay pena, estábamos todos comprometidos con Viña”

El hombre que estuvo a cargo del Festival de Viña en la era CHV no llegó a acuerdo con la señal y dio un paso al costado, luego que el propio canal postulara de forma simbólica a la cita y la diera por perdida ante la alianza de TVN y Canal 13. Aquí, explica las razones de su partida y dice que le gustaría seguir dirigiendo el certamen en otra estación.

“Me escucho cansado, pero no lo estoy”, advierte Álex Hernández, y sigue: “llevo dos días en mi casa, almorzando acá, algo que no hago hace años. Tengo pena por los compañeros a los que despidieron, pero ha sido lindo esto de tener tiempo y reflexionar”.

Las palabras de Hernández, el hombre que encabezó el Festival de Viña durante ocho ediciones en Chilevisión, confirma que no sigue en la señal, y explica cómo se desencadenó su salida y por qué su ahora ex casa televisiva presentó ante la licitación de la cita una propuesta “simbólica” (UF 36 mil contra UF 9 millones por parte de TVN y Canal 13 en alianza con FOX, los virtuales triunfadores).

En diversas entrevistas, personas como Carolina de Moras, Rafael Araneda y Jorge Carey (presidente ejecutivo) aseguraron que CHV estaba interesado en un nuevo período del Festival de Viña.


– ¿Era real esa apuesta?

– Sí, claro. Se trabajó en todos los detalles de la licitación, y todas las áreas involucradas hicieron su parte. Se tenía todo hecho. Pero hubo una decisión al final, que igual se entiende, porque hay una cantidad de cosas que resolver en el canal.

– ¿Por qué el canal hizo una oferta tan baja?

– Hubo una decisión de priorizar otras cosas en el canal. Lo que hizo Chilevisión fue presentar una propuesta definida como simbólica. Si bien el canal tuvo la intención de ir bien a esta licitación, a pocas horas de hacer la entrega, se tomó una decisión, producto de planes que el canal tiene, y que, claramente, priorizan otras áreas de la programación, y no hacer el Festival de Viña del Mar.

– ¿Usted y su equipo quedaron muy sorprendidos?

– Sí, sorprende, da pena y es muy raro. Es raro lo que se siente hoy, porque durante muchos años se hizo un trabajo muy bonito, y el canal no desconoce eso. El canal toma como algo lamentable lo que pasó, lo sé. Al interior del canal hay pena, porque estábamos todos involucrados con el proyecto. Este verano, estaba la posibilidad de que el canal no siguiera con el Festival, pero todos lo tomamos con tranquilidad, porque es parte del proceso que cambie de canales, y hay que entenderlo como parte de la historia del Festival.

– Muchas veces también se dijo que querían seguir con el Festival porque CHV le dio más valor que el que tenía hace ocho años

– Es así. Hubo un crecimiento importante del evento, gracias al trabajo en equipo que hicimos. Tuve la suerte de participar en este crecimiento, y eso hace que sea aún más difícil entender ciertas decisiones, decisiones que son duras, pero vienen de una empresa, y hay que tomarlo así.

– ¿Cuál es, concretamente, su situación actual?

– Mi contrato terminaba el 28 de febrero y se extendió pensando en el trabajo de Viña y en trabajar la nueva licitación. Yo quedo libre ahora el 30 de abril, no sigo en Chilevisión. Fue una salida muy conversada, muy de buena onda, muy de caballeros, y con mucha pena por ambos lados. Pero yo entiendo que mi continuidad estaba sujeta a si el Festival seguía en el canal o no. Entonces, en el momento que se sabe la noticia, hubo conversaciones en tono de pena, pero sin ningún contratiempo.

– ¿Qué pasará con su mano derecha, la productora general del Festival, Carla Ruz?

– No sé. Ella está de vacaciones. Muchos del equipo fueron despedidos, pero otros fueron reubicados en otros equipos, en otros programas. Una vez que se supieron los primeros resultados de la licitación, esto era algo que se veía venir, porque el Festival era un evento que tenía un equipo grande.

– Rafael Araneda también está de vacaciones. ¿Ha podido hablar con él?

– Sí. El Rafa está bien triste. Me ha mandado varios whatsapp y sé que también tiene pena.

– ¿Le gustaría que lo llamaran de otro canal para seguir dirigiendo el Festival?

– Sí, claramente a mí me gustaría seguir haciéndolo. Pero esas son cosas que tienen que definir los ejecutivos de los canales. Me parece una muy buena fusión la de Canal 13 y TVN, y creo que el acuerdo de dos canales grandes, puede hacer del Festival algo más grande. Yo ahora estoy en un proceso de frenar. Venía del verano, con el Festival, a mil por hora. Y ya una vez que se sabe la noticia había que entender lo que venía, y así ha sido. Llevo dos días en un proceso reflexivo, un proceso de pensar, de inventar y pensar en otras cosas.

– ¿Tenía algún otro proyecto en carpeta?

– Había proyectos en el canal que no se harán por razones económicas. Venía trabajando en un programa hace casi ochos meses. Fue un proceso bastante bonito, de entrevistar a cerca de 200 millenials.

– ¿Tiene satisfacción por su trabajo en el Festival?

– Yo estoy profundamente orgulloso de la pega que hicimos. Hay un trabajo hecho con cariño y eso en la tele se nota. Teníamos un equipo gigante, y eso me da orgullo, porque no éramos un rancho cerrado. Era un evento que lo hacíamos todos, y eran meses y meses cuidando cada detalle. Hoy me quedo con la satisfacción, más que con la tranquilidad, de trabajar en un proceso colaborativo, desde adentro. Y no es que sintamos que lo hicimos todo, porque quedaron muchas cosas por hacerse.

Sobre el autor: