Culto
Nanas, la obra que hace visible el trabajo de las asesoras del hogar

Nanas, la obra que hace visible el trabajo de las asesoras del hogar

La pieza teatral del chileno Leonardo González, que se estrenó el año pasado en Nueva York, recibiendo premios y elogios de la crítica, se presentará el 5 de abril en Matucana 100.

En una pasarela blanca y brillante modelan cinco mujeres. Llevan trajes fabricados a partir de escobas y tocados hechos del típico paño amarillo de limpieza. En la primera vuelta, la música lleva el ritmo de sus pasos y ellas parecen contentas al mostrar sus vestuarios desde distintos ángulos. En la segunda pasada, la canción se torna más intensa y envuelve a las modelos, que caminan como si les pesara el cuerpo. En la última aparición, la música es agobiante y se puede ver que definitivamente no son modelos: son “nanas” que se arrastran por la pasarela con sus trajes hechos de elementos de limpieza.

La vida de estas cinco asesoras del hogar se hace visible en Nanas, del dramaturgo chileno Leonardo González, quien fue premiado en la Muestra Nacional de Dramaturgia 2015 por Una pensión en Yungay. La obra, que se estrena este 5 de abril en Matucana 100, cuenta las dificultades de dos chilenas, una peruana, una ecuatoriana y una dominicana, al verse enfrentadas al trabajo doméstico en Santiago. En un mismo espacio, que simboliza las diferentes casas donde trabajan, se pueden apreciar escenas de abusos laborales, físicos y emocionales por parte de sus empleadores.

“Sin lugar a dudas, mostramos que este trabajo nadie lo elige por gusto. Que son mujeres que han tenido problemas en sus vidas o ciertas carencias que las han obligado a ejercer en esto, sin tener otra alternativa”, señala Ana López Montaner, directora de la puesta en escena y de la compañía que la presenta en Chile, Interdram.

El montaje cuenta con el apoyo del Fondart Regional 2017, lo cual hizo posible la producción local. El elenco está conformado por Claudia Cabezas , Sofía Scharager , Ignacia Aguero, Nicole Waak y Francisca Mendoza.

El punto de partida

Aunque se estrenó el año pasado, la obra fue escrita en el 2012. Por entonces, Leonardo González tenía 24 años e iba todos los domingos a misa en la Parroquia del Inmigrante, a pasos del Parque Bustamante. Apenas terminaba la liturgia, un grupo de empleadas domésticas se reunía a hablar de sus problemas laborales. El dramaturgo se interesó en sus historias y se acercó a decirles que quería escucharlas.

“El problema es que no había un hilo conductor, porque contaban muchos de sus problemas y no una historia”, recuerda González. Finalmente, el día a día de estas mujeres fue su inspiración, a la que se sumaron los relatos de integrantes del Sindicato de Trabajadoras de Casa Particular (Sintracap). “Hay mucha ficción”, remata, “pero toda la emoción de la obra tiene que ver con todas esas historias”.

Al poco tiempo, González empezó a concursar con Nanas. Primero, participó en Literatura 100, de Matucana 100, donde fue uno de los ganadores, lo que significó para su obra una “buena recepción”. Luego, en 2014, ganó el Premio Municipal de Literatura de Santiago.

Pero fue en Nueva York que llegó su gran oportunidad: la compañía LaMicro Theater, fundada por los chilenos Berioska Ipinza y Piero González, se interesó en llevar adelante una puesta en escena de su obra.

La gran manzana

La pieza de González tuvo su debut el año pasado en el IATI Theater, en pleno Manhattan. “El público recibió la obra muy bien. Tuvimos la sala llena todas las funciones”, asegura Ipinza.

“Justo la hicimos en un momento político muy difícil, por la campaña de Trump y las leyes que proponía sobre los inmigrantes. Entonces, el público se relacionaba mucho con la temática”, cuenta por su parte Tatiana Pandiani, directora de la obra en EEUU.

A pesar de que la dramaturgia está escrita en español, LaMicro Theater se encargó de proyectar subtítulos en inglés, lo que ayudó a que todo el público pudiera entenderla, y así atraer a más espectadores.

Después de su primera función, el 22 de junio de 2017, el dramaturgo chileno cuenta que se le acercó un miembro del jurado del Hispanic Organization of Latin Actors Awards (HOLA) y le dijo que podía ser nominado. “A mí se me olvidó totalmente, hasta que apareció la nominación de los premios”, cuenta. “Fue una sorpresa muy grata y lo fue aún más cuando ganamos en Mejor dramaturgia y Mejor elenco”.

Nanas también ha sido nominada al Latin Alternative Theater (LATA) en seis categorías, entre ellas Mejor producción y Mejor dirección de drama, así como a los premios Artistas de Teatro Independiente (ATI): Mejor producción, Mejor dirección y Mejor actriz principal.

Debido al éxito neoyorquino de Nanas, la compañía hará una segunda temporada, a partir de diciembre próximo. Van a continuar con el mismo elenco, dirección y producción, pero esta vez las funciones serán en La Tea Theatre, de la misma ciudad.

Antes de eso, Nanas estará desde el 5 hasta el 22 de abril en Matucana 100. Poco después, los días 19 y 20, se llevarán a cabo en el mismo teatro presentaciones solo para mujeres, gestionadas por La Casa Morada (ambos días a las 20 hrs.). La primera es sólo para integrantes de la Federación Nacional de Trabajadoras de Casa Particular (Fesintracap), mientras la segunda estará abierta para todas quienes deseen asistir. Tras la presentación, habrá un conservatorio guiado por la socióloga Florencia Insunza, especialista en el trabajo doméstico y su relación con la mujer.

Sobre el autor: