Culto
Ballet de Santiago inicia su temporada con Don Quijote

Ballet de Santiago inicia su temporada con Don Quijote

Serán cinco funciones en el Municipal de Santiago, desde hoy hasta el miércoles 28 de marzo.

La última vez que se presentó el ballet Don Quijote, sólo alcanzó a tener dos funciones en el Municipal de Santiago. A raíz del incendio que en 2013 afectó parte del teatro, debieron cancelar las funciones y reagendarlas en el Teatro de Carabineros, en avenida Antonio Varas. El montaje basado en la obra maestra de Miguel de Cervantes, El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha, vuelve a las tablas hoy para dar inicio a la temporada 2018 del Ballet de Santiago.

La pieza, dividida en dos actos y un prólogo, toma como base el capítulo Las bodas de Camacho. En este se narra la historia de amor entre Basilio y Kitri, que enfreta inconvenientes ya que el padre de la joven le tiene otro pretendiente, Camacho, el hombre más adinerado del pueblo. Con la ayuda de Don Quijote, la pareja busca la forma de evitar el matrimonio arreglado.

Con coreografía a cargo de Jaime Pinto y música de Ludwig Minkus, esta versión inspirada en el ballet del coreógrafo francés Marius Petipa, cuenta además con escenografía y vestuarios de Germán Droguetti, y la participación de la Orquesta Filarmónica de Santiago bajo la batuta de Pedro-Pablo Prudencio. Se trata de una versión similar a la de 2013, pero que cuenta con algunos cambios coreográficos y nuevos arreglos musicales.

Más de 50 bailarines en escena dan vida a Don Quijote, un ballet alegre y con episodios cómicos dentro de la historia. Para el elenco es un desafío interpretar la obra, ya que el montaje requiere de una alta exigencia en la ejecución.“Es un trabajo técnico fuerte, de muchos saltos, de alta potencia. Exige mucho del bailarin”, explica Andreza Randisek, quien desde 2013 es primera bailarina estrella del Ballet de Santiago, y además interpreta a Kitri, el personaje principal.

Esa energía que los bailarines deben mantener sobre el escenario es primordial y tiene efecto en la recepción del público. “Es un ballet muy entretenido y la gente lo pasa bien. Es ideal para la gente que no tiene cercanía con el ballet clásico, no se necesita saber mucho para entenderlo”, comenta la artista brasileña, graduada de la Escuela de Ballet de Sao Paulo.

Don Quijote se presentará en el Municipal de Santiago, hasta el miércoles 28 de marzo. Además, entre el 24 y el 28, tendrá algunas funciones familiares y escolares en el marco del Pequeño Municipal, una iniciativa desarrollada para que los niños también sean espectadores.

A lo largo del año, la temporada del Ballet de Santiago sigue con otros clásicos como Romeo y Julieta, en mayo; La Cenicienta, octubre; La fierecilla domada, en noviembre y diciembre; y Cascanueces, en diciembre.

Sobre el autor: