Culto
Los recuerdos del productor clave de Los Tres

Los recuerdos del productor clave de Los Tres

A 23 años de La Espada & la Pared, el argentino Mario Breuer habla de las diferencias que tuvo con el conjunto.

En simple, el productor es quien imagina el disco cuando todavía no existe. El argentino Mario Breuer, que viene de publicar sus memorias en Argentina -el volumen Rec&Roll: una vida grabando el rock nacional-, produjo dos discos de Los Tres: Se remata el siglo y La espada & la pared, un álbum que cumple 23 años y que significó el despegue definitivo de la banda.

Ante ello, la pregunta cabe a modo de introducción: ¿cómo escoge usted a los artistas para trabajar con ellos? “Si hacen muy buena música y no son buena onda, no me interesa trabajar con ellos. Si son muy buena onda y no hacen buena música, tampoco. Tiene que haber buena música y buena onda. Mi filtro es muy simple, yo miro dos aspectos que son elementales y básicos para el trabajo: primeramente me tiene que gustar la música. Si a mí la música no me gusta, no me sirven. Y en segunda medida, como dice Rick Rubin, pasarla bien con ellos”.

Para 1993, por instrucción de Sony Music, Los Tres se unieron al productor Mario Breuer para la grabación de su segundo disco, Se remata el siglo. “Era común que a un grupo joven le impusieran un productor y, bueno, ese productor tenía un gusto horrible”, dijo hace un tiempo Alvaro Henríquez.

Ahora, Breuer lo recuerda de otra manera: “Yo había hecho para la compañía, en esa época Polygram, el disco de La Ley Doble opuesto. Desde ahí me proponen producir un disco para ellos. No era el primer álbum, pero como no les había ido bien con ese primer disco (Los Tres, 1991), me piden ver de qué manera podemos, entre la música de ellos y mis experiencias y mi método de producción, hacer un disco que llegue al público”.

Luego, dice que Los Tres le gustaron de inmediato, aunque los sintió como una banda con personalidades muy distintas. “Me pareció un grupo con una composición talentosa, con una performance talentosa, me gustó mucho y me siguen pareciendo el mejor grupo de música moderna chileno”.

Según Breuer, “en principio me recuerdo haber hablado de Faith No More, pero no recuerdo jamás haber hablado de AC/DC. Mucho menos Nirvana. Estaba recién comenzando el grunge. Honestamente, no creo que ningún disco de ellos tenga una relación directa ni con Nirvana ni con AC/DC ni con Faith No More. Tampoco pretendía hacer un disco entre ellos y La Ley, son dos bandas opuestas”.

“Con Ángel y con Titae siempre me entendí muy bien, con Pancho muy buena onda pero nunca discutimos mucho, y con Álvaro nunca me entendí del todo bien. Siempre me pareció una persona con un talento monstruosamente grande, diametralmente opuesto a su forma de comunicarse”.

Al año siguiente, Breuer y Los Tres vuelven a toparse para La espada & la pared. Según el productor, “el trabajo estuvo bien, pero la situación con Álvaro se puso un poquito peor. Álvaro estaba un poquito más tieso en cuanto a la conversación, pero el proceso que hicimos en el estudio Master, entre Providencia y Ñuñoa, lo recuerdo como un momento muy bueno. Pude abocarme estrictamente a la producción”. “A mí me gustó mucho”, acota Breuer sobre La espada & la pared, “es un disco que me sigue pareciendo de los mejores que produje en mi vida”.

Sobre el autor:

Alejandro Jofré |
Editor de Culto. En Twitter es @rebobinars