*

Culto
Lollapalooza Chile aguanta su propia tormenta

Lollapalooza Chile aguanta su propia tormenta

Los problemas en Buenos Aires hicieron que muchos instrumentos y cargamentos técnicos no se pudieran embarcar en el horario acordado, lo que derivó en una serie de cambios y reprogramaciones que, sobre todo ayer, dejaron en el olvido la parrilla original.

Argentina fue protagonista en los primeros instantes del capítulo final de Lollapalooza Chile 2018. Ayer al mediodía, mientras el Parque O’Higgins abría sus puertas para recibir a miles de personas que llegaron a disfrutar del tercer día de festival, la versión trasandina del evento anunciaba la cancelación de su jornada con imágenes que daban cuenta de tormenta, aguacero y escenarios colapsados por los problemas climáticos. Una coyuntura que rebotó en la cita local y que la hizo enfrentar su propia tormenta. Pero en este caso, no era como consecuencia del mal tiempo: los problemas en Buenos Aires hicieron que muchos instrumentos y cargamentos técnicos no se pudieran embarcar en el horario acordado, lo que derivó en una serie de cambios y reprogramaciones que, sobre todo ayer, dejaron en el olvido la parrilla original.

Pero la tormenta de cambios tenía guardado un chaparrón mayor: Liam Gallagher se bajó del escenario e interrumpió su presentación al cuarto tema, debido a supuestos problemas vocales. Pese a los entuertos, el saldo es positivo: la edición 2018 se despide con un récord de convocatoria y la prueba superada de debutar en un día hábil. Al cierre, las turbulencias de la tormenta ya se habían diluido y en la memoria quedan postales de pura intensidad, como Mac DeMarco arrojándose al público en su show.

Sobre el autor: