Culto
Latin Bitman: el hombre de los doce Lollapalooza

Latin Bitman: el hombre de los doce Lollapalooza

El músico ha estado en siete de las ocho versiones locales, sumando también shows en el extranjero.

José “Toto” Bravo, el hombre rebautizado artísticamente como Latin Bitman, lo aclara de entrada: “Yo he estado acá a través de distintos proyectos. Si hubiera sido solo, me pasaría de apitutado”. De esa manera, el músico contextualiza una de las marcas más singulares que guarda Lollapalooza Chile: el DJ es el crédito nacional que más veces ha pasado por el evento.

¿Números? Un total de siete en sus ocho ediciones. Casi canasta completa, con una última escala ayer, a las 18.30 horas, en el escenario Lotus. Al abultado cómputo se suman sus visitas a las otras réplicas del festival en el continente: ha estado dos veces en la versión argentina, otras dos en la de Brasil y una en Chicago, en la cita madre. Eso sí, como se encarga de subrayar desde un comienzo, el récord lo consiguió con sus distintas encarnaciones en escena, como cuando estuvo en 2012 con el proyecto Ritmo Machine que lo unió a Eric Bobo, percusionista y colaborador de Cypress Hill y Beastie Boys; o un año después, cuando de nuevo apareció en dupleta, esta vez con DJ Raff a través de RVSB.

Pero más allá de los nombres, ¿hay alguno de esos shows que se asome como su regalón?. “Todos han tenido lo suyo, porque siempre estoy haciendo algo distinto. Siempre hay un poco de nervio de la primera vez”, responde Bitman. Luego especifica: “Uno siempre tiende a decir que el mejor es el que viene, sobre todo porque hoy me siento con una performance mucho más resuelta. Pero uno muy bueno fue el que hicimos con Ritmo Machine y que se sumó Cypress Hill al escenario, hicimos un clásico de ellos, lo que para mí fue muy heavy”.

En ese recorrido, el músico también ha retomado capítulos pretéritos, como el dúo Bitman & Roban que sacudió la escena electrónica local a fines de los 90 y que se volvió a subir a escena en el Lollapalooza de 2016. Pero así como hubo saludos hacia los tiempos que ya fueron, Bitman hoy también opta por observar su futuro inmediato: la salida en las próximas semanas de su nuevo álbum, Homies, el que lo vincula a un alcance mucho más pop.

“Es el disco que más me ha dejado conforme a la hora de terminarlo”, advierte Bitman, con nuevo material bajo el brazo, el que de seguro nuevamente servirá de trampolín para decir presente en Lollapalooza Chile, una experiencia que en su carrera ya resuena como un hábito.

Sobre el autor:

Claudio Vergara |
Editor de Espectáculos de La Tercera y periodista especializado en música popular.