*

Culto
Sinergia en Lollapalooza: lo vamos a pasar la raja

Sinergia en Lollapalooza: lo vamos a pasar la raja

En la octava versión de Lollapalooza, la banda nacional demostró que, con 25 años en su haber, el metal pájaro está más vigente que nunca.

“Estábamos con la duda de si alguien iba a venir”, bromeó, tras un puñado de minutos sobre el escenario, Rodrigo Osorio, Don Rorro, con una sonrisa inequívoca en el rostro.

Sinergia, la banda más chilena de las que vio acción en la jornada inaugural de Lollapalooza, comenzó su peregrinaje a las 18.45; colindaba con el clímax y desenlace que ofrecía unos cuantos metros más allá, en el Itaú Stage, David Byrne, acaso el show más encendido del viernes. Pero poco importó: gran cantidad de fanáticos arribó para acompañar y celebrar los 25 años de carrera de los precursores del “metal pájaro” en el festival.

Desde que la agrupación saltó a escena, secundados por un breve videoclip de fondo que evidenciaba las penurias del chileno promedio, además de exigir más verdad, respeto y menos corrupción, el público que llegó hasta el Lotus Stage prendió en una fiesta que se extendió por aproximadamente una hora y que estuvo marcada por la tierra que levantaron a punta de saltos, bailes y los tradicionales ‘mosh’.

“Hágalo bien” fue el tema encargado de abrir la velada, seguido raudamente por uno de los mayores clásicos del conjunto: “Mujer Robusta”, y un mix de cumbias populares al estilo Sinergia: “Pícara” de La Sonora Malecón, “Cariñito” de Los Hijos del Sol y “Agua que no has de beber” de La Sonora Palacios.

“Ésta es la manera más hermosa para celebrar 25 años de carrera”, agradeció el frontman tras la seguidilla de reversiones.

Para la banda, en cada una de sus presentaciones, el sentido del espectáculo es prioridad. Y quedó evidenciado a la hora de interpretar “Amores de gamers”, de su último álbum La hora de la verdad. Don Rorro, responsable de buena parte de las interacciones con su gente, anunciaba entonces que, durante el valsecito, habría una kiss cam. La apuesta, como era de esperar, funcionó y un par de improvisados “piquitos” mantuvo al público totalmente encendido.

Siguió el batallón de clásicos de Procésalo todo (2004) que referencian a la cultura popular nacional: “Todos me deben plata”, “Mi señora” y “Sopaipillas con mostaza”, para luego volver a su último álbum. Celebrando su cumpleaños -15 de marzo-, DJ Panoramix, quien minutos antes junto a DJ Humitas había ensayado un axé, se adueñó del micrófono para interpretar “Yo mojo la camiseta”, con la participación estelar del comentarista deportivo Rodrigo Sepúlveda.

Sobre el final, la agrupación volvió a sus ‘greatest hits’. “Te enojái por todo”, “Síndrome de Camboya” y “Amor alternativo” coronaron un show que fue redondo y, como siempre, repleto de humor, virtuosismo y guiños a la idiosincrasia criolla.

Sobre el autor:

Eduardo Ortega |
Periodista de La Tercera.