Culto
LCD Soundsystem pasó por Lollapalooza con un show impecable

LCD Soundsystem pasó por Lollapalooza con un show impecable

Durante una hora y media, la banda neoyorquina deslumbró a sus seguidores por un recorrido por todos sus discos, desde el homónimo de 2005 hasta el American Dream, estrenado el año pasado.

Aunque cada canción de LCD Soundsystem dura más de 5 minutos, la hora y media que estuvieron sobre el escenario secundario de Lollapalooza Chile bastó para desplegar el máximo potencial de la banda de James Murphy. Un sonido impecable y un juego de luces impactantes que dejó sin palabras a los asistentes del festival.

Todo comenzó con “Oh baby” y con un beat que comenzaba a hacer bailar a los asistentes. Pero a medida que el show avanzó y el sol se escondió, el sonido de la banda fue en alza, hasta no dejar a una persona con los pies quietos durante el espectáculo de LCD.

Si algo faltó en el show, fue que Murphy se presentara a él mismo —introdujo a cada uno de los integrantes de la banda en el transcurso del espectáculo—, probablemente porque su fama lo precede.

James Murphy no solo es el frontman la agrupación, que tiene más de 10 años de trayectoria, sino ha construido una carrera como productor de reconocidos artistas. Participó en el disco Reflektor (2013) de Arcade Fire y en el último trabajo en vida de David Bowie, Blackstar (2016), realizó las percusiones.

Durante 6 años, LCD Soundsystem se mantuvo inactivo. Murphy tenía el plan de continuar con la banda hasta cierta edad y luego seguir con otros proyectos. Pero fue el mismo David Bowie quien los convenció de volver a los escenarios y al estudio: “Estaba hablando con él sobre reunir a la banda y me preguntó ‘¿la idea te hace sentir incómodo?’ y le dije que sí y respondió ‘Bien, debería. Eso debería hacerte sentir incómodo’. Porque para él esa sensación era algo que siempre hacía”, señaló el músico en una entrevista con BBC Radio 6.

Los años de ausencia de la agrupación no se hacen notar, ni en sus publicaciones, que tiene como trabajo más reciente el disco American Dream (2017), ni en sus presentaciones en vivo. El show que dieron en Lollapalooza dejó claro que LCD tiene talento de sobra y que aún tiene material por entregarle a sus seguidores.

Si bien, la banda presentó canciones de su nuevo álbum, fueron los clásicos de la agrupación los que conmocionaron a todos: fans o no. El espectáculo terminó con una rendición de “All my friends” de su segundo disco, un recordatorio de que, así como lo está la música, los amigos y el baile siempre estará ahí.

Sobre el autor: