*

Culto
Kygo llevó el pop y la electrónica de Lollapalooza al aire libre

Kygo llevó el pop y la electrónica de Lollapalooza al aire libre

Kygo fue el encargado de cerrar el Acer Stage del día viernes, con una propuesta donde las colaboraciones con estrellas del pop, fueron el plato fuerte.

Los fanáticos de la EDM disfrutaron más que nunca de la primera jornada de Lollapalooza. No solo porque habían grandes nombres del género, como Thomas Jack y Dillon Francis, sino también porque tuvieron la oportunidad de salir del Movistar Arena.

Por lo general, el denominado Perry Stage es el que alberga a la mayoría de los shows de música electrónica, pero durante la historia del festival, algunas bandas han salido de esa tradición. Deadmau5 en 2013, Calvin Harris en 2015 y Jack Ü o Flume en 2017.

Este año fue el turno del DJ noruego Kygo, quien, además, tuvo la novedad de estar en el Acer Stage, siendo el primer referente de la música electrónica mainstream que se presenta en ese escenario. El ya mencionado Flume ocupó ese lugar en 2017 y, el año anterior, Die Antwoord presentó ahí su espectáculo, artistas que forman parte de una escena más independiente que el DJ de este año.

Kygo se hizo conocido por su remix a la canción de Ed Sheeran, “I see fire”, y desde entonces se ha caracterizado por trabajar con artistas ligados a la música pop, como Ellie Goulding y Selena Gomez. Y el mainstream fue bien recibido por los asistentes al show que el noruego realizó en Lollapalooza.

Un mar de seguidores de la EDM disfrutaron el show de 1 hora y 15 minutos que realizó el DJ, quien además invitó a Alan Walker al escenario, artista que se presentó el mismo día en el Perry Stage.

El espectáculo se caracterizó por una gran puesta en escena, que incluía pantallas en el cubo donde estaba su escenario principal. Además, los fuegos artificiales estuvieron presentes desde la primera canción de Kygo, hasta que dio por finalizada su participación en Lollapalooza.

La interacción con el público se limitó a decir algunas veces “Santiago” y “Make some noise”, pero esto no fue relevante para sus seguidores. Los fanáticos del DJ noruego fueron incombustibles durante el show, y dejaron lo mejor de sí en el Acer Stage como si este fuera una pista de baile.

Sobre el autor: