Culto
Mariana Callejas: realidad y ficción de la serie basada en su vida

Mariana Callejas: realidad y ficción de la serie basada en su vida

El martes debutó Mary & Mike en CHV, inspirada en la ex agente de la Dina y su marido, Michael Townley. Ex compañeros de taller literario, como Carlos Iturra y Carlos Franz, hablan de la escritora fallecida en 2016.

“Colegas literarios, artistas, para mí es un honor recibirlos en mi casa”, dice con un cigarrillo en la mano, la siempre elegante y sensual Mary, interpretada por la actriz Mariana Loyola. Es la anfitriona del taller literario, que se desarrolla en su amplia residencia ubicada en los faldeos cordilleranos. Mientras Mike, su marido, papel a cargo del actor Andrés Rillón, realiza oscuros trabajos para la policía secreta de Augusto Pinochet. La pareja tiene dos hijos, además de dos agentes como empleados.

La escena es parte de Mary & Mike, serie que debutó este martes en Chilevisión. Por la señal de Space se emitió en Colombia, Argentina y México. “Mary & Mike: la pareja que encarnó el horror de la dictadura chilena”, tituló una nota sobre la producción el diario argentino La Nación.

Dirigida por Julio Jorquera y Esteban Larraín y producida por Andrés Wood, la serie generó un amplio debate en redes sociales. Ese día se presentaron dos de los seis capítulos que la conforman y promediaron un peak de 10 puntos.

Mary & Mike está inspirada en Mariana Callejas, escritora y agente de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), fallecida en 2016, a los 84 años. Callejas no solo publicó varios libros, sino que incluso ganó el concurso de cuentos Rafael Maluenda de El Mercurio con el relato ¿Conoce usted a Bobby Ackermann? Además, la producción pone los focos sobre su marido, el norteamericano Michael Townley, ex agente de la CIA. Ambos fueron responsables del asesinato del general Carlos Prats. El segundo capítulo parte de hecho con la misión de matar al ex comandante en Jefe del Ejército, refugiado en Buenos Aires.

Antes eso sí, la serie muestra las aspiraciones de Mary por ser una escritora reconocida en el ambiente literario en los años 70. Primero el taller se desarrolla en la Biblioteca Nacional y quien dirige las sesiones es el actor Alejandro Goic, interpretando al narrador Enrique Lafourcade.

En la escena de la biblioteca Mary lee parte de un cuento que ha escrito sobre un sacerdote católico torturado por una mujer judía. “Tienes una habilidad magnifica para el suspense…”, le dice a Mary el director del taller (Goic).

A su alrededor hay varios jóvenes aspirantes a escritores. Son promesas literarias con hambre de darse a conocer. Hasta el momento no saben que el cuento de Mary es un fresco recuerdo de uno más de los episodios siniestros que desarrolla la pareja en el hogar: torturar a opositores al régimen militar.

Algunos de los jóvenes reales que asistieron al taller integrarían más tarde la Nueva Narrativa Chilena, entre ellos Gonzalo Contreras, Carlos Franz y Carlos Iturra.

En la serie, así como en la realidad, el taller no pudo continuar en la biblioteca y Mary ofrece su casa para realizar las tertulias. Hasta allá llegan los novatos asombrados por la distancia del domicilio y por lo amplio y suntuoso de la residencia, basada en la casa de tres pisos, y casi mil metros cuadrados construidos ubicada en Vía Naranja 4925, de Lo Curro. A esas dependencias asistieron numerosos escritores; alguna vez llegó incluso el poeta Nicanor Parra.

“Es bueno que las nuevas generaciones sepan más sobre esa terrible violencia política. Y también es positivo que los jóvenes conozcan las trampas que acechaban a quienes fuimos jóvenes en aquella época negra de nuestra historia”, señala Carlos Franz a La Tercera, quien dice no haber visto la serie.

En tanto Carlos Iturra cree que las personas no hacen diferencias entre lo real y la invención. “Me espantó advertir lo crédula que es tanta gente, cómo la incultura hace creer que la ficción para la tele es lo mismo que la realidad. ¡Las cosas fueron tan distintas!”, dice sobre las reacciones que produjo Mary & Mike. “Basta comparar una foto de la casa verdadera con la lujosa mansión de la serie. Me asombró detectar, en los comentarios y en los breves videos posteados, la falta de rigor objetivo”, agrega Iturra, quien fue amigo de Callejas y escribió un relato con su versión de los hechos. Se llama Caída en desgracia y está en su libro Crimen y perdón (2008). “La Mariana era muy inteligente, pero también dulce, amable, nada arrogante -¡y no fumaba!”, agrega Iturra, contradiciendo aspectos de la serie.

Gonzalo Contreras recordó varias anécdotas del taller en una entrevista en The Clinic. “El mozo distribuía los churrascos, los cigarros y el copete y ella leía (Callejas). Y se comentaban los cuentos, tal como funcionan todos los talleres literarios. No conversábamos de nuestras cosas. De la vida de ella sabíamos un poco más: que había vivido en un kibutz, que luchó en Nueva York contra Vietnam y contra Nixon”, dijo en 2010.

Pero antes que Iturra entregara su versión en Caída en desgracia, otros ya habían narrado lo que sucedía en Lo Curro. Así lo hizo el cronista Pedro Lemebel y Roberto Bolaño en su novela Nocturno de Chile (2000). Más tarde, la actriz y autora Nona Fernández escribió y protagonizó la obra El taller, en 2012, inspirada en Callejas y sus veladas.

“Las nuevas generaciones tienen que conocer estos recovecos extraños, sabrosos y horrorosos de la historia de Chile. Conozco el proyecto, tuve acceso a él en diversas etapas, y estoy segura que el resultado final debe estar a la altura de la historia que se está contando”, dice Fernández, quien no vio el debut de Mary & Mike, pero celebra “que estos temas se estén trabajando en la tele”.

Sobre el autor: