Culto
Mac DeMarco y la simpleza de hacer música

Mac DeMarco y la simpleza de hacer música

No es la primera vez de Vernor Winfield McBriare Smith IV en Chile. Un nombre bastante complejo para alguien a quien le gusta que, simplemente, le llamen Mac DeMarco.

Canadiense de nacimiento, Mac (27) lleva la simpleza a flor de piel. Su estilo austero pero sencillo para tocar la guitarra, junto a letras que expresan una mezcla entre aquello que pasa dentro y fuera de un chico de los suburbios, lo convirtieron en un artista de renombre durante los últimos años.


Dueño de un sonido propio, llamado Jizz Jazz, DeMarco transita por la alegría cómica hasta el romanticismo decadente, desde el relajo de la vida hasta el caos de soledad. Por lo mismo, se ha transformado en un referente a la hora de hablar de música indie.

Con una amplia carrera musical, el canadiense comenzó con su carrera autogestionada en abril de 2009, cuando lanzó una colección de canciones titulada Heat Wave. Vendió un poco más de 400 copias, pero el impulso no se detuvo ahí.

A fines del 2012, el lanzamiento del álbum 2 empezó a forjar los cimientos de su popularidad, concretándose en 2014 después del estreno de Salad Days, acaso uno de los mejores y más populares trabajos del artista. Dicho LP alcanzó el número 30 en el Billboard 200.



El 2015 trajo a la vida Another One. Y, en 2017, su trabajo más reciente, This Old Dog, lleno de guitarras con un toque lo-fi y sintetizador “espacial”, volvió a reafirmar que la simpleza a la hora de tocar es lo único que Mac DeMarco necesita para sacarle todo el provecho a su guitarra.


Con una naturaleza totalmente relajada, Mac parece una persona común. Cercano a sus fans, incluso ha revelado su dirección para que asistan a tomar una taza de café (al final del disco Another One Mac hace la invitación). Y, como cualquier otro sujeto común y corriente, ha revelado que su mayor pasatiempo es estar en casa con su novia Kiki y tocar guitarra.



DeMarco se ha transformado en una especie de inspiración generacional. Más allá del personaje cómico que ostenta y lo “contemporáneo” que pueda ser, ha demostrado que sus influencias acaban con la barrera del tiempo. Ha tocado algunos covers de The Police o Eric Clapton en algunos shows, y más de alguna vez señaló que Jonathan Richman –artista de los setentas fundador de la banda Modern Lovers- es una de sus mayores influencias.


Con la ya característica sonrisa de oreja a oreja, el amor por el cigarro y esos dientes separados, Mac DeMarco se presentará en la versión 2018 de Lollapalooza. Con una popularidad que apunta hacia la cima y trabajos que sustentan la calidad musical y talento de la banda, sin abandonar la simpleza como vía para hacer música, Mac se ha convertido en un referente del sonido simple y hecho en casa, con letras que hablan de lo cotidiano.

Su presentación está agendada para el domingo 18 de marzo, entre las 17.45 y las 18.45 horas en el ACER Stage.

Sobre el autor: