Culto
Seguir los sueños: obra familiar revive los valores de El Principito

Seguir los sueños: obra familiar revive los valores de El Principito

Conviértete en el Principito, dirigida por Carlos Díaz, llegará la segunda semana de abril al Parque Araucano.

La primera vez que el Principito visitó el planeta Tierra fue en algún lugar del desierto del Sahara. Ahí se cruzó con un aviador, el francés Antoine Saint-Exupéry, a quien le contó de su hogar, el asteroide B 612, y de sus viajes por otros planetas. Asteroides pequeños habitados por un rey, un bebedor, un hombre de negocios, y otros personajes que le enseñaron, cada uno a su manera, distintos valores sobre la vida y la amistad.

Muchos años después, películas, libros y obras se han encargado de revivir y promover dichas lecciones. Con esa intención, durante la segunda semana de abril se montará el espectáculo familiar Conviértete en el Principito. Una obra que se basa en la historia del niño de las estrellas dirigida por el actor Carlos Díaz.

“No es necesario haber leído el libro para entender la historia”, dice el actor que saltó a la televisión con la teleserie Champaña (1994), explicando que la imagen del Principito está en el inconsciente colectivo de todos. “Hay mucha profundidad en la obra original y aquí trabajamos sobre los mismos conceptos”, agrega.

En esta ocasión, el Principito (Matías Assler) viene al país para ayudar a Ariel (Patricio Arratia), un joven que vive en el norte de Chile y que quiere ser bailarín. Pero en su pueblo todos le dicen que mejor se dedique a otra cosa, incluso su padre le recomienda que siga el camino de los negocios. Ariel, abatido, acepta que esos consejos son por su bien y se pone a estudiar matemáticas. Sumido en la monotonía de una vida sin sueños, conoce a Rosa (Magdalena Müller), una bailarina que le cuenta sobre sus viajes y cómo ha logrado realizarse mediante la danza. A través de Rosa, el protagonista recuerda su sueño enterrado.

Decidido, vuelve a la pista de baile, pero se frustra por los murmullos de los demás. En medio de sus cavilaciones, aparece el Principito, quien lo lleva al mundo de las estrellas y le cuenta sobre la única rosa que hubo en su asteroide y los habitantes de esos otros mundos que alguna vez conoció. Y le presenta dos nuevos amigos, los Bibo y los Boing. Con la ayuda del Principito, sus consejos y visión de la vida, Ariel recupera su pasión y la convicción de seguir sus sueños. No sin antes enfrentarse al miedo, la vanidad y el ego.

En una gran carpa, con una capacidad para unas mil personas, que se montará en la explanada del Parque Araucano, Conviértete en el Principito será una obra teatral que combina música, baile y tecnología. El elenco de actores y bailarines estará acompañado por una pantalla central de 7×4 metros, donde se proyectarán ilustraciones de Leo Rocha y animaciones de Studio LiV, que ambientarán el escenario y guiarán el viaje por los pequeños mundos del cuento.

“Las enseñanzas en el texto son entregadas en metáforas, y aquí hay que entregar el mensaje de manera más directa… el mensaje es cumplir tu sueño”, reflexiona el director de la obra, quien a la vez personificará a Magunda, un director que alienta a sus alumnos a bailar con pasión. “Siempre he creído que el Principito está dentro de uno, eres tu el que tiene que autovalorarse y buscar lo que quieres”, apunta sobre el título del espectáculo.

Para la obra, que se viene preparando hace casi un año, se crearon cuatro canciones y coreografías originales. Las últimas las realizó el bailarín Patricio Arratia, que interpreta al protagonista. “No es la típica obra infantil donde uno se encuentra con canciones demasiado tiernas”, dice el actor graduado del Duoc, quien hace una semana llegó de bailar con el Circo Du Soleil. “Escucharán ritmos modernos como el dance hall y el hip hop”, agrega, y adelanta que tanto la escenografía, las proyecciones y los vestuarios serán bastante coloridos.

En principio, el proyecto se pensó como una adaptación de la novela de Antoine Saint-Exupéry, pero Carlos Díaz, junto al equipo de Play Toso, buscaron una propuesta original que pusiera sobre las tablas a un pequeño príncipe más cercano a los niños. Así, con música compuesta por Toño Mondaca y personajes de otros mundos, más todos los elementos que combina, se presentarán cuatro días consecutivos, desde el 12 al 14 de abril. Las entradas se pueden adquirir a través de Puntoticket.

Sobre el autor: