*

Culto
Corazones rojos: la historia oculta del himno antimachista de Jorge González

Corazones rojos: la historia oculta del himno antimachista de Jorge González

Aunque popularizado por Los Prisioneros, el emblemático tema de González fue escrito originalmente para un colectivo de performance.

“Corazones rojos”, el cuarto corte del disco Corazones y el primero de la banda de San Miguel producido por el argentino Gustavo Santaolalla, significó un giro en la carrera de Los Prisioneros. De la ruptura social que denunciaron con el rock seminal de La voz de los 80, ahora la mira estaba puesta en el pop de sintetizadores y las letras cargadas de desamor.

Si bien la versión de Corazones fue grabada y mezclada en Los Ángeles, California, el tema fue compuesto originalmente por Jorge González para un colectivo de performance algunos años antes.



¡Hey, Cleopatras!

Cuando el toque de queda unía a una especie de bohemia que asistía al galpón conocido como El Trolley, hubo un secreto en el under santiaguino llamado Vicente Ruiz.

“Si hubiese que marcar el comienzo del movimiento underground chileno, habría que remontarse a una noche de 1984 en la que Vicente Ruiz debutó con Hipólito, relectura experimental de la tragedia griega con personajes new wave dando vueltas en moto entre el público, al compás de una banda que versionaba con guitarras eléctricas las románticas melodías de Cecilia”, detalla el libro La era ochentera, una revisión arbitraria de esa década a cargo de los periodistas Óscar Contardo y Macarena García.

En ese momento, Patricia Rivadeneira era la principal actriz de las performances de Vicente Ruiz y estaba decidida a formar su propio proyecto, Cleopatras, donde convocaría a la diseñadora Jacqueline Fresard y las bailarinas Tahía Gómez y Cecilia Aguayo.

Lo que hizo Patricia Rivadeneira fue dar forma a una apuesta de danza y teatro, que con el tiempo fue incursionando en lo musical.

Es más: fue al alero de Cleopatras que un joven Jorge González escribió los primeros borradores de canciones como “Corazones rojos” y “Con suavidad”, que más tarde grabaría junto a Los Prisioneros; además de componer junto a músicos como Martín Schopf (la otra mitad de Gonzalo Martínez y sus congas pensantes), Archie Frugone de la banda Viena y los integrantes de Upa!, María José Levine y Pablo Ugarte.

Algunas de esas grabaciones fueron guardadas como una deuda pendiente, acaso un eslabón del pop chileno que por años permaneció acumulando polvo en cajas de zapatos, hasta que el artista visual Iván Navarro, del sello Hueso Records, decidió desempolvar el material y publicar el primer disco de Cleopatras en 2016.

El resultado fue un disco de trece pistas, entre monólogos y canciones restauradas por el músico alemán Uwe Schmidt, quien trabajó sobre demos grabados en cassettes parcialmente dañados y cintas VHS.


Así es la versión original de “Corazones rojos”, que Jorge González grabó junto a Cleopatras en 1986, cuatro años antes de publicar su disco Corazones:


Sobre el autor:

Alejandro Jofré |
Editor de Culto. En Twitter es @rebobinars