Culto
Leonardo DiCaprio y Martin Scorsese enfrentan demanda por El lobo de Wall Street

Leonardo DiCaprio y Martin Scorsese enfrentan demanda por El lobo de Wall Street

El ejecutivo que inspiró el personaje de Nicky "Rugrat" Koskoff, acusa a la producción de personificarlo como un "criminal, consumidor de drogas y degenerado".

La aplaudida cinta El lobo de Wall Street (2013) se enfrenta a una demanda por difamación.

La cinta dirigida por el aclamado Martin Scorsese y protagonizada por Leonardo DiCaprio se basa en las memorias del ex corredor de bolsa Jordan Belfort, quien fue encarcelado por fraude y lavado de dinero, entre otros crímenes.

Es justamente uno de los ex ejecutivos de su empresa Stratton Oakmont, Andrew Greene, quien denuncia a las productoras tras la cinta, que lo usaron para crear al personaje de Nicky “Rugrat” Koskoff, interpretado por el actor P. J. Byrne. En su denuncia, Green expresa que su representación es la de “un criminal, drogadicto, degenerado, depravado y desprovisto de cualquier moralidad y ética”, lo que asegura es totalmente falso.



En octubre de 2015, la jueza de distrito estadounidense Joanna Seybert desestimó una demanda que defendía la privacidad de Andrew Greene, pero admitió que la demanda por difamación sobreviviera, explicó el medio The Hollywood Reporter. Para continuar, el denunciante debía establecer que los productores fueron extremadamente negligentes a la hora de construir el personaje.

El proceso incluye declaraciones de Scorsese, DiCaprio y el guionista Terence Winter, quienes según Greene, solo se basaron en las memorias de Belfort para personificarlo, algo que a su juicio es un error considerando que el ex corredor de bolsa “ha admitido que miente de forma regular y patológica”. En su demanda agrega que “el único interés que tenían los acusados era representar la manía de Jordan Belfort desde su punto de vista”, y que “los acusados demostraron una imprudente indiferencia por la verdad durante la producción de la película”.

Scorsese ha declarado que la historia se contó desde la perspectiva de Belfort, lo que se acentúa con la voz en off de DiCaprio que cruza la película.

Sobre la construcción del personaje, el actor señaló: “Hice un recorrido por Wall Street. (…) Leí el libro, observé personas en Nueva York que estaban al azar en ese negocio. Aparte de eso, no recuerdo”.

“Esos personajes existieron para contar la historia de Jordan”, explicó el guionista en su testimonio, y agregó: “Entonces, si teníamos que combinar a una persona en tres para contar la historia de Jordan, eso estaba bien. No nos importaba si necesitábamos cambiar, intercambiar personajes, cambiar sus nombres, cambiar sus características o su comportamiento”.

Sobre el autor: