Culto
Miguel Littin: “Esta es una generación extraordinaria”

Miguel Littin: “Esta es una generación extraordinaria”

El director de El chacal de Nahueltoro postuló con dos películas al Oscar extranjero.

No es un dato que se mencione mucho, pero el cineasta chileno Miguel Littin ha estado dos veces en la disputa por el Oscar a Mejor Película Extranjera. No se dice mucho, tal vez porque en ambas oportunidades postuló con producciones que representaban a otros países: en 1976 llegó a la Academia de Hollywood con Actas de Marusia, que competía por México, y en 1983 con Alsino y el cóndor, que iba por Nicaragua.

Responsable de uno de los largometrajes más importantes de la cinematografía local (El chacal de Nahueltoro, 1969), Miguel Littin dice observar con admiración a los cineastas locales que empezaron a darle visibilidad a Chile en los últimos 18 años. Eso sí, cree que este perfilamiento ya había sido iniciado por su propia generación (la de Raúl Ruiz, Patricio Guzmán y Helvio Soto) a fines de los 60.

¿Qué opina de este grupo de realizadores?

Yo creo que es una generación extraordinaria, con una mirada muy diversa y con una gran amplitud de sensibilidades. Son capaces de enfrentar temáticas complejas, con muchas apuestas a nuevos lenguajes y sin jamás olvidarse de su realidad. Se nota que tienen una personalidad detrás

¿Cree que hay un fuerte sello de autor?

Totalmente. Y mucha creatividad. Lamentablemente, la gran debilidad del cine chileno es la distribución y la falta de una base industrial. Como no hay fomento para la exhibición, las películas nuestras no llegan al público que debería verlas. Un caso aparte es la televisión abierta, que normalmente no tiene interés en exhibir este cine ni posee misión de país. Y el cine chileno, en cambio, sí tiene misión de país.

¿Esta generación es la más exitosa del cine local en términos de premios y proyección internacional?

No lo pondría en esas palabras tan deportivas. Creo que, indudablemente, es una generación exitosa, pero todo grupo de artistas viene de una generación anterior.

¿Qué le parece Una mujer fantástica?

Es una película de gran sensibilidad, que habla del derecho a ser diferentes y que tiene mucha poesía. Sebastián Lelio siempre fue muy talentoso y sólo ha ido mejorando. Cada vez es más preciso con su narrativa. Y, lo mejor de todo, a pesar de todos los premios y elogios, jamás ha perdido su sencillez, su modestia.

Sobre el autor: