Culto
Greta Gerwig, la única directora nominada

Greta Gerwig, la única directora nominada

Gracias a su trabajo en Lady Bird, que llega mañana a salas chilenas, la actriz de 34 años se convirtió en la quinta realizadora candidata a un Oscar.

En 89 ediciones de los Oscar, sólo una directora ha recibido la estatuilla dorada. Recién en 2010, tras las palabras de Barbra Streisand al presentar a la ganadora, “de cinco grandes nominados, hoy puede ser, por primera vez, una mujer”, Kathryn Bigelow ganó el Oscar a Mejor director por Vivir al límite. Ocho años después, Greta Gerwig compite en la misma categoría por su filme Lady Bird, que se estrena mañana en Chile.

Con solo 34 años, se une a una selecta lista de mujeres nominadas. Aparte de Bigelow, fueron candidatas a Mejor director Lina Wetmuller por Siete bellezas (1975), Jane Campion por El piano (1993) y Sofia Coppola por Perdidos en Tokio (2003).

Primeros pasos

Aquellas realizadoras son las únicas mujeres de entre los 351 directores nominados en la historia del Oscar. Recién en esta temporada el movimiento feminista #MeToo puso en evidencia el desbalance. La actriz Natalie Portman hizo referencia a ello en los Globos de Oro, cuando presentó la categoría: “Y aquí están todos los hombres nominados”, dijo. Luego la Academia dio a conocer sus nominaciones y Greta Gerwig estaba en ellas.

Nacida en Sacramento, California, en 1983, Gerwig siempre estuvo interesada en el cine, pero al egresar del colegio estudió filosofía e inglés en Barnard College, en Nueva York. En poco tiempo, incursionó en la actuación. Primero tuvo un pequeño papel en LOL (2006) de Joe Swansberg, luego él le dio el rol protagónico en Hannah take the stairs (2007), y, años más tarde, participó en A Roma con Amor (2012) de Woody Allen -con quien se arrepiente haber colaborado tras las acusaciones de abuso de su hija, Dylan Farrow.

Pronto empezó a colaborar como directora y guionista, siempre de la mano de realizadores. Su primera oportunidad fue con Swansberg en Noches y fines de semana (2008). Pero definió su estilo como directora junto al realizador Noah Baumbach, su actual pareja. Trabajaron en el película Frances Ha (2012), la que protagonizó y fue nominada a Mejor actriz de comedia en los Globos de Oro.

Después de esto, Gerwig se interesó en el mumblecore, género del cine independiente que agrupa cintas de estilo naturalista y bajo presupuesto, donde los personajes son jóvenes que buscan su sitio en el mundo, ya sea en un trabajo, una relación seria y estabilidad emocional.

El primer guión

En 2012, Greta Gerwig empezó el guión de Lady Bird, y lo concluyó un año después. El primer borrador tenía 350 páginas, lo que se traducía en una duración de 6 horas. Baumbach se ofreció dirigirla y finalizar el guión con ella, pero Gerwig se negó, dado que era su historia y quería hacerla ella misma.

Una vez finalizado el guión, empezó la búsqueda de su protagonista. En el Festival de Cine de Toronto de 2015, Gerwig promocionaba Maggie’s plan, donde actuaba, y la actriz Saoirse Ronan hacía lo mismo por Brooklyn. Esta ya había leído el guión y quería el papel principal: se reunieron, Ronan leyó una parte en voz alta, y Gerwig supo que había encontrado a su “Lady Bird”.

La película, que costó 10 millones de dólares, está ambientada en 2002 y trata de una adolescente americana (Ronan), quien está a punto de egresar del colegio y busca su identidad en el mundo. La historia profundiza la relación con su madre (Laurie Metcalf), los problemas que tiene en el colegio católico al que asiste, y sus primeras experiencias sexuales.

“La mayoría de las mujeres que conozco mantienen una relación infinitamente bella e increíblemente compleja con su madre durante la adolescencia”, ha dicho Gerwig. “Hice una película que pusiera eso en el centro, en la que pudieras sentir empatía por ambos personajes en cualquier momento”, agregó.

Lady Bird ha sido un éxito en Hollywood. Ya fue premiada con dos Globos de Oro en Mejor película comedia-musical y Mejor actriz comedia-musical. Y ahora está a la espera de los resultados de sus cinco nominaciones en los Oscar: Mejor dirección, Mejor guión original, Mejor película, Mejor actriz, y Mejor actriz secundaria. En la primera, Gerwig compite contra Christopher Nolan (Dunkerque), Jordan Peele (Huye!), Paul Thomas Anderson (El hilo invisible), y Guillermo del Toro (La forma del agua).

El próximo domingo 4 de marzo, en la ceremonia de entrega, la actriz puede hacer historia: “Las mujeres directoras que son mis pares y las que vinieron antes que yo significaron tanto para mí y son la razón por la que tomé el coraje para hacer esto”, dijo a Entertaiment Weekly.

Sobre el autor: