Culto
Ficción versus realidad: estudio analiza verosimilitud de casos médicos en Grey’s Anatomy

Ficción versus realidad: estudio analiza verosimilitud de casos médicos en Grey’s Anatomy

Obviando las trágicas circunstancias que han sufrido los protagonistas de la serie, un estudio realizado en el hospital St. Joseph de Arizona asegura que los casos médicos distan mucho de la realidad.

La medicina es un tema en varias de las ficciones más populares los últimos años. Series como ER, House M.D. y Grey’s Anatomy lideraron sintonía en su momento dando cuenta del interés que los espectadores tienen por este género.

Actualmente, solo sigue en emisión Grey’s Anatomy. Su protagonista, Meredith Grey, es de los pocos personajes que resiste desde la primera temporada esta producción que ha dado a los espectadores accidentes de avión, tiroteos, choques automovilísticos, incendios y otras tantas tragedias que acabaron con la vida de distintos personajes.

Pero más allá de las catastróficas situaciones y dramáticas muertes de personajes principales, son los pacientes atendidos en el hospital Grey Sloan Memorial los que presentan casos cuya evolución distan mucho de la realidad. Así lo plantean los investigadores del hospital St. Joseph de Arizona, Estados Unidos en su estudio publicado en la revista Trauma Surgery Acute Care Open; quienes dimensionaron la brecha entre ficción y realidad de los pacientes atendidos en las 14 temporadas.

Fueron analizados 269 episodios de la ficción creada por Shonda Rhimes, en los cuales se atendieron a 290 personas por alguna lesión, trauma o enfermedad. El diagnóstico de estos, fue comparado con la misma dolencia en la vida real y los resultados arrojaron que la brecha entre la serie y la realidad es más amplia, lo que puede afectar en cómo percibimos los servicios médicos.

Los datos

La investigación dice que los pacientes en Grey’s Anatomy tienen una mortalidad de un 22% versus un 7% de la vida real, y las personas atendidas en urgencias fueron trasladas al quirófano con una frecuencia del 71% contra un 25% como ocurre en la realidad. Otro punto que mencionan es que los pacientes que sufren un ataque al corazón sobreviven más en la ficción de lo normal.

Por otro lado, los cuidados médicos y la duración de la estancia también mostró una variación considerable: “A pesar de que el realismo es un elemento integral para el éxito de una serie televisiva en un lugar de trabajo actual, ya sea un hospital o una comisaría, los requisitos para un efecto dramático exigen un enfoque excepcional en lugar de una perspectiva más mundana”, escribe el equipo de Scott R. Petersen en el artículo.

“El equilibrio entre una presentación de lo realista y lo dramático puede generar una percepción sesgada de la verdad entre los espectadores. La divergencia entre las expectativas de los pacientes y la realidad puede, de hecho, contribuir a menores niveles de satisfacción”, aseguran los investigadores en el artículo.

Sobre el autor: