Culto
Viña 2018: matinales llegan a su mayor punto de fricción

Viña 2018: matinales llegan a su mayor punto de fricción

En el Festival, los programas se atacaron y acusaron como pocas veces, con Canal 13 y TVN enfrentándose ayer al aire cuando emitían el piscinazo.

Se fue la semana festivalera, y con ella la reñida batalla por el rating que se vivió punto a punto, y polémica a polémica, entre Santiago y Viña del Mar.

El primer golpe lo dio Muy buenos días, de TVN, que optó por tener en la Ciudad Jardín de punto fijo a sus panelistas de espectáculos, Macarena Tondreau y Luis Sandoval. Con una larga sección, y desde Caleta Abarca, el programa de Cristián Sánchez, Ignacio Gutiérrez y María Luisa Godoy, el pasado lunes se quedó con el segundo lugar, siendo superado solo por Mucho gusto (Mega).

Sin embargo, una vez que comenzó el Festival que emite CHV, el escenario comenzó a cambiar y a favorecer al canal oficial y a su matinal, La mañana. El miércoles, el espacio que por estos días estuvo a cargo de Pamela Díaz y Jean Philippe Cretton, lideró entre las 8.00 y las 13.30 horas con 8,9 puntos de rating. Claramente, la repetición de la rutina de Bombo Fica, que la noche anterior tuvo un peak de 50 puntos, ayudó en este resultado.

Al día siguiente, y también el viernes, la audiencia siguió favoreciendo a La mañana, la que continuó sacando el mayor provecho de su condición de canal oficial, y repitiendo las mejores imágenes del Festival de Viña.

“La competencia estuvo compleja porque todos los matinales prepararon su mejor artillería de contenidos para estos días”, aseguró Carmen Gloria Lobos, productora ejecutiva de La mañana.

Y fue el jueves, además, cuando la competencia matinal completa se sacudió con una inesperada noticia: Katherine Salosny era despedida de Mucho gusto, tras cinco años, para ser reemplazada por Karla Constant.

Para analizar este tema, Muy buenos días contó el viernes con Álvaro Sanhueza, ex notero del programa de Mega, quien aseguró que no le extrañaba lo de Salosny, porque las decisiones en su ex espacio las tomaba el conductor, Luis Jara. Ante ello, el canal ubicado en Vicuña Mackenna difundió un comunicado de prensa aclarando que “en Mega las medidas sobre la permanencia y contratación de rostros, animadores y panelistas son resorte exclusivo de la plana ejecutiva de la empresa. Ningún animador tiene potestad alguna sobre este tipo de materia. Este tipo de decisiones son de responsabilidad de los gerentes y directores de área”.

Tal fuego cruzado entre el espacio de Mega y el de TVN fue sólo un síntoma, un simbolismo de una tónica durante la semana festivalera: los matinales se dispararon fuego cruzado, y se atacaron y acusaron como pocas veces. Viña 2018 hizo que el fair play desapareciera.

Por ejemplo, los animadores de Bienvenidos (Canal 13), Tonka Tomicic y Martín Cárcamo, deslizaron que el director de su competencia de TVN, Pablo Manríquez -hasta hace un tiempo mandamás del matinal del 13- estaba detrás de un complot para boicotear la candidatura a Reina del Festival de Betsy Camino.

Cuando ayer se realizó el piscinazo, en plena transmisión de la ex red católica, acusaron nuevamente a personeros de TVN de querer frustrar el acto de Camino, ya consagrada como Reina. En paralelo, en Muy buenos días respondían al aire hablando de “falsas acusaciones”. Macarena Tondreau, una de sus panelistas, incluso dijo: “Me da rabia la tontera de Canal 13. Está bien el ánimo festivalero, pero hay que jugar limpio”.

Ante este panorama, Manríquez afirma que “no hay ninguna polémica. Lo tomamos con humor finalmente, pero no puede ser que alguien esté intentando ver debajo del agua de esa manera. No sé quién puede pensar que hay un complot, la verdad”. Por otro lado, Lisandra Silva, la candidata de CHV, minutos después del conteo de votos, cuestionó la legitimidad del triunfo de Camino. Hasta hizo un piscinazo alternativo.

Sobre el autor: