Culto
La historia de las mujeres tras las señas de Viña

La historia de las mujeres tras las señas de Viña

Marcela Muñoz y Paulina Castro son las encargadas de traducir a lengua de señas el humor del Festival. Desde el doble sentido a las imitaciones de Kramer, así es su trabajo previo.

El año pasado la lengua de señas llegó a Viña y lo hizo con gran repercusión en redes sociales, luego de que la intérprete a cargo de la rutina de “Chiqui” Aguayo tuviera que representar gráficamente actos de connotación sexual.

Marcela Muñoz (28) fue la mujer detrás de la bullada interpretación y este año tampoco pasó inadvertida con su trabajo en el show de Stefan Kramer. Las paletas que mostraba con el rostro de cada personaje que el comediante imitaba causaron furor en redes sociales, donde se aplaudía su creatividad. “Soy bien didáctica para mis cosas, porque siempre he trabajado en colegios. Además los sordos no saben cómo se llama la gente de la farándula, porque en la tele no hay intérpretes todo el tiempo, entonces para captarlos tienen que visualizarlos”, explica.

Muñoz fue contactada por la organización del certamen para traducir todos los shows de humor y ella se los reparte con su compañera Paulina Castro (32) “por las mismas lucas”. “Nos preparamos yendo antes a ver los shows de cada cómico”, explica Castro.

Pero estar expuesta a millones de personas, no fue tarea fácil. Sobre todo para traducir imitaciones donde la voz es fundamental. “Me llamaron en octubre y desde ahí empece a ver videos en YouTube, anotando los personajes y los gestos de cada uno. Después fui a ver el show de Kramer y grabé el audio. Practicaba frente al espejo y me ponía roja de vergüenza”, cuenta Muñoz riendo.

Es por esto también que los personajes que menos le costó interpretar fueron los que incluían más expresión corporal, como Sebastián Piñera y Don Francisco. Pero de todas formas, Muñoz reconoce que el desafío va más allá del personaje: “Interpretar humor es muy difícil, porque el doble sentido no se da en la comunidad de personas sordas”.

Tras encargarse del show de Kramer y del de Alison Mandel anoche, el domingo traducirá el de Sergio Freire, con quién pudo reunirse para prepararse mejor. “Lo fui a ver a un show (igual que a Kramer) y después fui a su casa, vimos su rutina y se interesó bastante en la comunidad sorda. En cambio Kramer fue como ‘qué lindo’, como lo que dicen todos no más, pero no sé si habrá entendido la importancia que tiene que su rutina haya sido interpretada”. A pesar del gran avance que significa, ambas intérpretes concuerdan en que no habrá real inclusión hasta que se traduzca el Festival completo.

Sobre el autor: