*

Culto
La fiesta de Carlos Vives en Viña obliga a mover el homenaje a Nicanor Parra

La fiesta de Carlos Vives en Viña obliga a mover el homenaje a Nicanor Parra

El colombiano abrió la noche con sus clásicos caribeños. El montaje de su show obligó a cambiar la obertura dedicada al antipoeta para la madrugada.

Era una noche que invitaba a aludir a la contingencia. Dos artistas colombianos, el cantante Carlos vives y la comediante Alejandra Azcárate, eran los encargados encender la penúltima noche de Viña 2018, y considerando el fuerte aumento de la inmigración de ese país hacia el territorio nacional, el Festival buscó hacer un guiño a estos “nuevos chilenos” con ambos artistas.

Pero antes de hablar de inmigración per se, la transmisión televisiva comenzó con algo de humor. El video pre grabado que introduce cada noche estuvo protagonizado por los mismos Vives y Azcárate, con el primero llamando a la segunda para preguntarle cómo enfrentaría el tema del idioma en su rutina festivalera. Cuando la comediante le decía que no veía el problema, ya que hablaba español, Vives le decía que eso no era lo mismo que “hablar chileno”. A modo de parodia de un clip instructivo, Vives le enseñaba el significado de varios términos del léxico nacional a un grupo de inmigrantes de distintos países, entre los que se encontraban las mexicanas del dúo Ha*Ash, que también se presentarían anoche. Con ayuda de los comediantes Sergio Freire (quien subirá a la Quinta el domingo) y Koke Santa Ana, con quien explicaba el significado de “pega”, “echar la foca”, “perro muerto” y, por supuesto, garabatos.

En su saludo al público, Rafael Araneda reforzó el mensaje de integración multicultural de esa noche, dedicándosela a todos los países de Latinoamérica. También le cantó cumpleaños feliz junto al público a Carolina de Moras, quien ayer cumplía 37, entregándole una rosa roja de regalo.

Tal como adelantó Culto, también el video introductorio a la presentación de Carlos Vives -cada noche un clip ha contado la historia de un fanático del artista principal antes de su show- se centró en una inmigrante colombiana residente en Antofagasta, y fiel seguidora del ícono del vallenato, que contaba cómo llego a Chile en 2013 sola, para luego traer a sus tres hijos desde su país hacia la ciudad nortina, en búsqueda de oportunidades que no encontró en el Caribe. Si bien los videos de los días anteriores habían sido de tono emotivo, la historia de anoche tenía un aire festivo, destacando la fusión entre las culturas colombianas y chilenas.

Así apareció Vives sobre el escenario, recibido con aplausos y múltiples banderas del país cafetero entre el público. Con armónica en los labios, una breve introducción de percusión dio lugar a “Pa’ Mayté”, su hit de 1995 que transformó la Quinta Vergara rápidamente en una fiesta. Casi sin pausa, la banda pasó a Ella es mi fiesta, con un público que recibió la música del colombiano con fervor y baile.

Pero la fiesta del vallenato y los ritmos caribeños tuvieron un damnificado: se suponía que la jornada comenzaría con un “anti-homenaje” al fallecido Nicanor Parra, del cual participarían Denise de Aguaturbia y Dióscoro Rojas, con la primera musicalizando poemas del antipoeta, y el cantautor recitando algunos de sus más conocidos versos. Pero si bien la producción anunció el homenaje como un acto de obertura, a última hora se decidió mover para el bloque después del humor, debido a que no daban los tiempos para realizar la celebración a Parra sin atrasar el show de Vives.