Culto
Jesse & Joy: de canciones dulces y videos dramáticos

Jesse & Joy: de canciones dulces y videos dramáticos

El dúo mexicano que adquirió reconocimiento con “Chocolate” en 2009, desarrolló canciones que llegan al corazón con videos que muestran historias aún más tristes que sus letras.

La iglesia fue el lugar que vio nacer el talento y primeras composiciones de los hermanos Jesse Eduardo y Tirzah Joy Huerta.

Como hijos de los pastores de la Iglesia de Jesucristo Roca Mía de México, fue Dios la inspiración de sus primeras canciones como parte del grupo cristiano Hyre.

En el 2000, los sencillos “Faith” y “Mi Sol” nacieron de este conjunto también responsable de “Llegaste tú”, uno de los primeros éxitos radiales del dúo mexicano. Era el comienzo de una carrera musical prometedora.

“En casa jugábamos a que teníamos una banda. Usábamos las raquetas de tenis como si fueran guitarras y agarrábamos cosas de la cocina y hacíamos como si fuera la batería”, dijo Jesse en entrevista con Clarín. “Poníamos una música y hacíamos playback, tocábamos sobre las canciones. ¡Sí, así aprendimos!”, agregó Joy.

Sus padre -mexicano- y su madre -estadounidense- no solo cimentaron la carrera musical de sus hijos por medio de los cánticos religiosos. Jesse asegura que también influyeron en los artistas que escucharon mientras crecían.

“Creedence, Neil Young, Johnny Cash, Aretha Franklin y The Carpenters por nuestra mamá norteamericana, y Los Panchos por nuestro papá mexicano -ambos son maestros-, y parece que todo eso quedó macerado en nuestras cabezas”.

A 6 años de aquellas composiciones, los hermanos Huerta lanzaron su primer disco bajo el sello Warner Music México, en el cual incluyeron las canciones creadas a comienzos del 2000, y su hit “Espacio sideral”.

Esta es mi vida fue la presentación de la dupla de hermanos, pero no fue suficiente para lanzarlos a la fama. Recién con Electricidad (2009) y su canción “Chocolate” alcanzaron altas posiciones en los ranking musicales. Sin embargo, aún quedaba camino por recorrer para destacar en la escena latina.

Con un título que anticipa perfectamente la temática de sus canciones, y que condensa en una sola pregunta el sentir tras una ruptura, llegó ¿Con quien se queda el perro? en 2011.

Si sus canciones ya se caracterizaban por la dulce voz de Joy, las suaves melodías de Jesse, y letras que cantan al amor y desamor de forma honesta; con las canciones de este disco incorporaron videoclips que narran historias dramáticas, las cuales aumentan el sentir melancólico de sus tonadas.

“Somos muy fan de las películas de Hollywood desde niños. Desde nuestro primer video (“Espacio Sideral”), quisimos hacerlo. Estamos cien por cien involucrados en la temática”, dijo Jesse al Clarín explicando por qué sus videos cuentan historias con un nivel de producción que se centra en la narración de corte novelesco.

“¡Corre!” da cuenta de una mujer que sufre por la adicción de su marido a las apuestas, a tal punto que pierde todo lo que tienen, incluída la argolla de matrimonio. Finalmente ella se entera que está embarazada, pero decide dejarlo.

“Es una canción sobre una separación de alguien que dice ‘Hasta aquí, no’. No necesitamos estar con alguien para estar completos, no está bueno estar con alguien que no te hace bien”, explicó Jesse.

En “La de la mala suerte” , por otro lado, “Es un día en la vida de la chica de la mala suerte, ella pasea con un hombre que la hace recorrer estas calles hasta llegar a donde estoy yo tocando, pues soy un músico ambulante. (…) Nosotros siempre nos involucramos en nuestros trabajos para dar lo mejor en todos los aspectos”, dijo Jesse al sitio Notimex.

De Un besito más (2015), además de destacar el dramático video de “Dueles”, llama la atención la canción “3 AM” por el radical cambio de estilo junto a Gente de Zona y el homónimo del disco que el dúo dedicó a su padre.

“La muerte de nuestro papá hizo que la grabación estuviera muy cargada de emociones, muy a flor de piel. Por eso, la canción que estaba inspirada en él fue la que le dio título al álbum”, dijo el dueto en conversación con ABC.

Y es que desde un comienzo contaron con el apoyo de sus padres en el seno del hogar. “Él siempre estaba muy presente dentro de este proceso y esta dinámica. (…) Es producto del sentimiento que nos dejó nuestro papi, pero a la hora de escucharla puede tener otro tipo de connotaciones. Cada vez que la escuchamos es como un abrazo”, declararon en conversación con el portal Quien.

Con “3 AM” Jesse y Joy cambiaron a una balada sobre una base tropical, sumándose al fenómeno del reggaetón que predomina hace años en América Latina. “La música es para sentirse, más allá del género”, aseguró Joy previo a su debut en Viña del Mar según consignó La Tercera.

“A mí me gusta escuchar todo tipo de música, como en los matrimonios: lo que uno quiere es pasarlo bien sin importar el estilo. Para nosotros esto viene de un lugar bastante honesto y que hace sentido con nuestra propuesta”, agregó la vocalista y guitarrista.

Jesse y Joy se presentarán en el Festival de Viña del Mar este viernes 23 de febrero junto a Alison Mandel en el humor y Prince Royce cerrando la noche.

Sobre el autor:

Mónica Garrido |
Periodista de La Tercera. En Twitter es @monigarridov