*

Culto
Luis Fonsi: todo terreno

Luis Fonsi: todo terreno

Luis Fonsi se ha impuesto que el éxito de "Despacito" no lo transforme en un one hit wonder en el mundo entero.

Luis Fonsi transita una encrucijada compleja y uno de los mayores desafíos en la historia del pop. El increíble éxito mundial de “Despacito” lo cambió todo para el astro puertorriqueño. La velocidad crucero de su carrera, que lo tenía cómodamente instalado entre los grandes de la balada latina pero a distancia de la categoría de clásico, se alteró por completo gracias a la canción que era el punto inicial de un álbum aún en deuda. Luis Fonsi redefine sobre la marcha después de casi dos décadas dedicado a las power ballads, género absolutamente identificado con el siglo pasado. A los 39 años, el hit urbano le dio una impensada credencial como estrella bailable. El impacto es tal que el Fonsi 2018 en la Quinta Vergara resultó mucho más juvenil y enérgico que el tímido baladista debutante en 2004 y, a la vez, mucho más consistente que en su última visita a Viña cuando inauguró tibio el festival 2015.

Bajo la dirección musical del chileno Roberto Trujillo, nieto del maestro Valentín Trujillo, Luis Fonsi se resguarda en una excelente banda que formalmente practica pop rock, pero que se desdobla fresca y natural en ritmos bailables. Lo que podría ser una batalla entre el ritmo urbano que domina este milenio y la balada, anoche se resolvió mucho mejor que en su última visita a Santiago en octubre cuando trajo la gira Love and dance. “Esta noche va a ser mixta”, advirtió.

Fonsi, haciendo gala del manejo del público que le ha dado su paso como jurado de concursos de talentos en televisión, mantuvo un permanente diálogo con la audiencia para armar este zigzag de ritmos y motivos líricos entre el enamorado suplicante que encarna en la faceta romántica, con el amante que pretende piel e intimidad cuando invita a bailar. Este Fonsi todo terreno también incursiona en la bachata como lo hizo en la primorosa “Llegaste tú”, dedicada a su hija.

Los covers, que son parte de sus recursos, siguen presentes en cortes como “Message in a bottle” de The Police. Así también el homenaje anunciado a Jorge González fue impecable gracias a una concisa y lograda versión de “Estrechez de corazón”, el mayor hit internacional de Los Prisioneros.

Luis Fonsi se ha impuesto que el éxito de “Despacito” no lo transforme en un one hit wonder en el mundo entero. Es una tarea que dependerá de ese disco en deuda y de afianzar aún más un show que ha crecido. Por ahora empeña todo su talento y energía en torcer ese destino. “No me doy por vencido”, dice el coro de uno de sus más antiguos éxitos y definitivamente ese es el espíritu que hoy encarna.

21 de Febrero del 2018/VIÑA DEL MAR
Luis Fonsi durante la segunda noche de la 59 versión del Festival de la Canción de Viña del Mar 2018.
FOTO:MARIO DAVILA HERNANDEZ/AGENCIAUNO
Sobre el autor:

Marcelo Contreras |
Periodista. En Twitter es @marcelotreras