*

Culto
Camaleón en busca de su identidad: la transformación de Stefan Kramer

Camaleón en busca de su identidad: la transformación de Stefan Kramer

Quien encantó al monstruo con más de 30 imitaciones en 2008, comenzó su viaje en espacios de televisión que le permitieron expandir sus alas hasta encontrar el humor a través de su propia historia.

La televisión no estaba en los planes de Stefan Kramer al momento de elegir una carrera. De hecho, sus estudios fueron en Educación Física con el propósito de convertirse en entrenador de fútbol. Si bien hoy en día no es entrenador, sí tiene un equipo de fútbol, claro que no como su principal trabajo.

Stefan se quería cambiar a teatro, pero finalmente fue su participación en Cuánto vale el show lo que le dio el impulso necesario para desarrollar su veta artística: “Fui sólo porque me quería comprar un Play Station que un amigo me vendía a 200 lucas. Preparé mi rutinita y me di cuenta de que esto me gustaba”, dijo Kramer en entrevista con La Segunda.

Con 20 años, el 2002 el comediante se presentó en el programa de Chilevisión conducido por Leo Caprile y su primer personaje fue el cantante guatemalteco Ricardo Arjona. “Y me compré el playstation”, dijo Stefan en conversación con Fabrizzio Copano en El camino del comediante.

Eran sus amigos quienes le buscaban los casting, desde cantantes y humoristas, hasta “gente freak”.

“Diría que empecé súper tarde. Yo era muy piola cuando chico. El menor de cuatro hermanos muy extrovertidos, era prácticamente una estatua. Fue raro que me terminara dedicando a esto. El escenario fue, quizás, una manera de vencer mi timidez”, declaró Stefan en La Segunda.

A partir de allí, las invitaciones a programas de televisión no cesaron. En Noche de juegos de TVN y De Pé a Pá debutó personajes como Julio Martínez, Marcelo Ríos e ítalo Pasalacqua. Su habilidad para imitar personajes reconocidos pauteó sus rutinas que lo llevaron al estrellato.

En 2003 apareció por primera vez en la Teletón, eso sí con un participación muy breve y en un horario de baja audiencia.

Participando en distintos programas, su momento más exitoso llegó en 2008 cuando pisó por primera vez el escenario de la Quinta Vergara. Con 26 años, Kramer imitó a más de 30 personajes durante 1 hora y 15 minutos en que las risas no se detuvieron.

Con un video introductorio musicalizado por una re-versión de “Flash” de Queen, Stefan hizo su entrada recibiendo aplausos y gritos del público. Con gestos humildes y tímidos, comenzó diciendo que no sabía cómo empezar el show, hasta que dio arranque a su presentación imitando a Rafael Araneda .

Apelando al sufrimiento de “trastorno de personalidad múltiple”, Fabricio de Porto Seguro, Martín Cárcamo, Horacio de la Peña, Sebastián Jiménez, Eduardo Bonvallet, Kike Morandé, Jordi Castell, Nicolás Massú y muchos otros personajes de la música, política, deporte y televisión hicieron su aparición en el cuerpo de Kramer. Rutina que fue repetida innumerables veces por TVN y Canal 13, los canales a cargo del festival aquel año.

Kramer buscó formas de innovar, incorporando nuevos personajes a sus rutinas de la Teletón -donde se presentó en 2012, 2014, 2015 y 2016- y diversos shows independientes. Pero no se quedó en meros espectáculos en base a personajes nacionales e internacionales.

Cada año utilizó su talento para hacer videos humorísticos ligados directamente con la contingencia, imitando a la selección en tiempos en que la Roja era lo más relevante y figuras de la política en época electoral.

Luego de su paso por Animal Nocturno como artista invitado, pasó a co-animar con Felipe Camiroaga Halcón y Camaleón en 2010. Y en 2016 TVN le dio su propio programa Kamaleón, el show de Kramer.

Si bien desde un comienzo se destacó su habilidad para emular a la perfección una gama cada vez más amplia de personas, ya la primera gran rutina del artista nació a partir de una historia personal, y paulatinamente, Kramer se fue quedando con ese hilo, haciéndolo cada vez más grueso hasta encontrar su propia identidad.

El cine fue la respuesta, o al menos, el primer paso.

En agosto de 2012 estrenó Stefan v/s Kramer, su primera película en la que cuenta una ficticia crisis matrimonial producto de la fama tras su paso por Viña. Al año siguiente estrenó una nueva producción, esta vez, enmarcada en las elecciones presidenciales bajo el nombre de Ciudadano Kramer.

En ambas ficciones se interpretó a sí mismo y más de una docena de otros personajes de la escena chilena, introduciendo de a poco al verdadero Stefan Kramer.

Si bien en su internacionalización en Don Francisco te invita en Miami ha continuado su faceta de imitador con personajes como la Dra. Polo, Pitbull y Romeo Santos, entre otros; es un show más cercano a él mismo lo que quiere presentar en su segundo paso por Viña del Mar.

“Súper papá” es rutina más reciente, la cual lleva meses de inaugurada. Es este espectáculo -adaptado a Viña- el que Stefan Kramer va a presentar a su público según contó en conferencia de prensa.

De acuerdo a lo consignado por La Tercera, su performance incluye “contingencia, es una historia que tiene que ver con mi internacionalización, el nacimiento de mi cuarto hijo, con el equilibrio familia-trabajo, una historia a fin que dura alrededor de 45 minutos más los bis”.

Sobre el autor:

Mónica Garrido |
Periodista de La Tercera. En Twitter es @monigarridov