*

Culto
Luis Fonsi: despacito a la cima

Luis Fonsi: despacito a la cima

Este año el puertorriqueño abrirá la segunda noche del Festival de Viña del Mar, escenario en el que se presentó por última vez en 2015 donde acaparó titulares por “enamorar” al público de la Quinta Vergara, etiqueta que está dejando atrás tras su avasallador éxito mundial.

“Sí, sabes que ya llevo un rato mirándote, tengo que bailar contigo hoy, vi que tu mirada ya estaba llamándome, muéstrame el camino que yo voy (…)”, dice la segunda estrofa del hit del momento: “Despacito”.

Durante casi tres años, Luis Fonsi tuvo en la mira esta canción que nació una tarde de 2015 en el estudio ubicado en su casa de Miami, pero que alentado por la productora panameña Erika Ender pasó por varios procesos hasta que adoptó el ritmo festivo que hoy la convierten en “la canción de la década”, según han dicho varias voces especializadas.

Y es que “Despacito” llevó a Fonsi a un nivel de su carrera impensado, tras convertirse en el primer tema en español que en 21 años llegó al número uno de los Billboard y cuyo video clip batió récords en Youtube con más de 3 billones de reproducciones.

“Con todo esto mi vida ha cambiado para bien. Tengo mucho más trabajo, visitando muchos países donde mi música no había llegado antes”, dijo Luis Fonsi a Culto hace algunos meses, resumiendo así la marca que ha significado este single para su trayectoria profesional.

El momento del puertorriqueño por fin llegó y a diferencia de Shakira o Enrique Iglesias su música conquistó el mundo cuando él tenía 39 años, a diferencia de los 26 o 27 años con los que suelen triunfar sus pares en Billboard.

Y precisamente Fonsi -quien comenzó su carrera a los cinco cantando en el coro de niños de su colegio- atribuye el éxito a la madurez de su carrera que le permitieron visualizar lo que necesitaba para dar este salto.

“Por ese mayor nivel de madurez es que precisamente nace la canción. Porque uno va creciendo como compositor y va diciendo: ‘Esto es lo que necesito ahora en mi carrera, un tema que diga esto y que lo diga de esta manera. Necesito crecer, arriesgarme, probar cosas nuevas, necesito llamar a Daddy Yankee para que me haga una colaboración’”, reflexionó en una entrevista que concedió a Culto en unos meses.

Y agregó tajante: “Hay muchos que tienen carreras exitosas y nunca logran tener un tema histórico. Yo lo he tenido”, mostrando así el camino para otros artistas de su edad que sienten que ya tienen un público conquistado y temen salir de su zona de confort.

Con todo esto, la música de Fonsi pasó de ser escuchada al final de las fiestas -con canciones como “No me doy por vencido” que invitaban a abandonar la pista de baile- a encender los eventos de todo el mundo, incluso en Asia o países anglosajones donde la música en español no es popular.

Este año el puertorriqueño abrirá la segunda noche del Festival de Viña del Mar, escenario en el que se presentó por última vez en 2015 y donde ya ha subido en un total de cinco oportunidades.

Justamente ese año -al igual que los anteriores en los que presentó-, el cantante acaparaba titulares por lograr “enamorar” al monstruo de la Quinta Vergara, los primeros acercamientos al single “Despacito” le mostraban el camino que debía seguir para lograr el éxito que hoy lo tiene de gira por todo el mundo y que lo traen a Viña del Mar en el mejor momento de su carrera.

Sobre el autor: